Waikiki

ESPERA TRAS EL OCASO

Al caer la tarde, el pasado jueves, un grupo se aproximó a la playa Waikiki, en Hawái, para gozar el último chapuzón del día y apreciar la belleza del crepúsculo. En ese momento, un calmado mar se tiñó de un cautivador rojizo e imperó tiempo apacible. Poco después, llegó la noche y también la tempestad. El huracán Lane alcanzó categoría 5. Luego, afortunadamente, perdió intensidad. Aun así, causó severas inundaciones en la región hawaiana. FOTO / AP / John Locher