Chu García
💬

Ismael Salas: talismán de Félix Verdejo

Aunque su apodo de Diamante todavía no se ha tornado azul, Félix Verdejo, quien el jueves se enfrenta al estadounidense Will Madera, cuenta con un talismán que él considera lo llevará eventualmente a campeón mundial ligero: el cubano Ismael Salas, entrenador de fama internacional y quien tiene asentado su gimnasio en Las Vegas.

Verdejo, con marca de 26-1 y 16 nocauts, jura que Salas le ha corregido varios errores técnicos, además de insuflarle ánimo a su estado anímico debido a que lleva ocho años en el profesionalismo sin bañarse de gloria.

Obligado por su promotor Bob Arum, quien aún tiene fe en su futuro, Verdejo abandonó a Ricky Márquez, manager y trainer, aduciendo que le había obligado a firmar un contrato leonino, llegando el caso a los tribunales de justicia.

Con su escape, Arum lo puso en manos de Salas, nacido en Guantánamo, Cuba, ciudad que ha tenido cuatro monarcas universales: Joel Casamayor, Yuriorkis Gamboa, Erislandy Lara y Guillermo Rigondeaux, que vio la luz primera en Santiago, pero de ascendencia guantanamera de sus padres.

Salas ha adiestrado al propio Rigondeaux y a Gamboa, más el australiano Dennis Green y el venezolano Jorge Linares, quien por poco vence a Vasyl Lomachenko, tumbándole en el sexto asalto.

De hecho, Lomachenko, oro en la Olimpiada de Londres, en 2012, ha confesado que Verdejo fue el oponente más difícil en la capital de Inglaterra, venciéndole 14-9, y Arum siempre ha recreado en su mente octogenaria un pleito entre ambos.

Por su parte, Salas, que recaló en Londres para trabajar con peleadores británicos, e igualmente en Doha, Qatar, por pedido directo de Sheikf Fahad Al Thani, y guió a los amateurs de corte internacional de Tailandia y Japón, gusta de enseñar los preceptos de la escuela cubana: defensiva depurada, contraataques rápidos y oxigenación para mantener energía en los capítulos finales.

Salas sostiene que Verdejo llegó a su “gym” con fallos en estos aspectos, y que ha ido mejorando en su constancia y confianza.

Sin embargo, Madera, con 15-0 y tres empates, y adversarios con foja global de 183 triunfos, 110 fracasos y siete empates, no luce peligroso sobre el papel, pero Verdejo, no se olvide, ha tendido a dar muestras de flojedad ante enemigos que parecían de cartón.

Otras columnas de Chu García

martes, 4 de agosto de 2020

Mike Tyson vs. Roy Jones, Jr: parodia máxima

La condición física y la velocidad serán los factores vitales en pro de la victoria, a pesar de que se sabe que esta es una parodia entre dos cohetes quemados, dice Chu García

jueves, 30 de julio de 2020

Danny García: mandíbula granítica

Orgulloso de sus raíces boricuas, Danny García, quien ha sido titular universal en las 140 y 147 libras, estará enfrentándose al invicto Errol Spence, Jr. este otoño, escribe Chu García

miércoles, 29 de julio de 2020

Los Mavericks dependen demasiado de Luka Doncic

Con la polivalencia de Luka Doncic y la estatura y puntería en triples de Kristaps Porzingins, anhelan salir del séptimo puesto global, escribe Chu García