Hiram Sánchez Martínez

Punto de vista

Por Hiram Sánchez Martínez
El legado de Loaíza Cordero

El legado de Loaíza Cordero

El licenciado Hiram Sánchez argumenta sobre la aportación de Loaíza Cordero y el riesgo del cierre de la institución para niños ciegos que creó

El cuero duro de los jueces

El cuero duro de los jueces

En ausencia de un lenguaje que, por sí solo, constituyese delito, no debe penalizarse a quien delate funcionamientos irregulares o detrimentales al bien público, advierte Hiram Sánchez Martínez

Los méritos de una grabación

Los méritos de una grabación

Quizás ha llegado la hora de que el Tribunal Supremo revisite este asunto para que decida si debe establecer una norma que sopese mejor los intereses involucrados en el ejercicio del derecho a la intimidad, escribe Hiram Sánchez Martínez

Adiós a las FURA

Adiós a las FURA

El licenciado Hiram Sánchez explica el origen y desarrollo de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción para combatir el narcotráfico en la isla

Investigación sí, carpeteo no

Investigación sí, carpeteo no

Hiram Sánchez Martínez dice estar seguro de que los jueces estarán atentos para evitar que se caiga nuevamente en la persecución de personas o grupos marcados de antemano por su ideología

Greta Thunberg: una voz necesaria

Greta Thunberg: una voz necesaria

Greta Thunberg se ha incorporado al grupo de quienes dan un paso al frente para exponer una causa que necesita el mayor número de voces posibles, voces que lleguen a todos los rincones del globo terráqueo, dice Hiram Sánchez Martínez

Cero monumentos para los delincuentes

Cero monumentos para los delincuentes

El mundo entero supo que en 1978, estando al mando de una cuadrilla de policías delincuentes, Pérez Casillas facilitó el asesinato en el Cerro Maravilla de Villalba de dos jóvenes que se habían rendido y estaban de rodillas, dice Hiram Sánchez Martínez

¿Vista preliminar o juicio de fogueo?

¿Vista preliminar o juicio de fogueo?

Al comentar el desarrollo de la vista preliminar contra Jensen Medina, el exjuez Hiram Sánchez plantea que la audiencia se ha convertido en un juicio de fogueo