Jaime Lluch

Punto de vista

Por Jaime Lluch
¿Portugal o Chile?

¿Portugal o Chile?

Puerto Rico necesita un partido social demócrata que implemente la vía portuguesa, opina el profesor Jaime Lluch

El imperio romano y los retos del PNP

El imperio romano y los retos del PNP

Las percepciones sobre ciudadanía, identidad y etnicidad en el antiguo imperio romano nos ayudan a entender el dilema puertorriqueño y los retos que enfrentan los “estadistas”, dice Jaime Lluch

La Junta y los economistas

La Junta y los economistas

La JCF no es una entidad muy transparente y lo que se ve del récord público es muy limitado. Pero está claro que de los siete miembros de la JCF, solo el Dr. Andrew Biggs es un economista, plantea Jaime Lluch

¿Por qué la indignación en Catalunya?

¿Por qué la indignación en Catalunya?

Más allá de lo jurídico, en realidad la indignación masiva se debe a que todo este drama es algo que tenía que resolverse a un nivel político, plantea Jaime Lluch

¿Cómo nos ve el Supremo?

¿Cómo nos ve el Supremo?

Los jueces del Tribunal Supremo federal deciden sus casos a base de su identificación personal con los grupos sociales y políticos que serán afectados por los casos que ellos deciden, escribe Jaime Lluch

El autonomismo estático

El autonomismo estático

El caso de Puerto Rico es un enigma: uno esperaría un gran crecimiento en el soberanismo en vista de nuestro status hiper-estático, opina Jaime Lluch

La des-democratización del país

La des-democratización del país

Jaime Lluch argumenta que Puerto Rico en las últimas décadas ha visto un proceso de des-democratización. ¿Entonces, cómo se puede contrarrestar este deterioro en nuestra calidad democrática?

Groenlandia, Cachemira y Puerto Rico

Groenlandia, Cachemira y Puerto Rico

Jaime Lluch expresa que autonomías como las de Groenlandia, Puerto Rico y Cachemira están en una situación de vulnerabilidad ante las ocurrencias de personajes cuestionables como Donald Trump y Narendra Modi

Democracia de baja calidad

Democracia de baja calidad

Jaime Lluch señala que la gran amenaza de la corrupción gubernamental para la democracia es que es una de las prácticas que distorsiona el fino equilibrio que existe entre los partidos políticos y entre el partido en el gobierno y la oposición