Eduardo A. Lugo Hernández

Punto de vista

Por Eduardo A. Lugo Hernández
💬 0

10 acciones solidarias de la juventud

Vivimos momentos críticos en el país y a nivel mundial. La pandemia del COVID-19 es el reto más significativo que ha tenido esta generación. La respuesta a esta emergencia, no solo contempla acciones inmediatas para contener la propagación del virus, sino a largo plazo para atender el efecto en la salud, la economía, la educación y otros renglones de nuestra cotidianeidad. 

La juventud tiene un rol importante en este momento. A pesar de las imágenes que se han difundido con jóvenes en Spring Break retando una posible infección y evidenciando conductas individualistas y desinformadas, la realidad es que la juventud en Puerto Rico ha demostrado mesura y solidaridad. En las redes sociales han abundado los proyectos de juventud con acciones solidarias para aliviar la carga de la cuarentena en nuestras familias. Esto es admirable y habla bien de una generación que ha sido maltratada por tanto. 

Uno de estos colectivos de jóvenes es el proyecto que dirijo llamado Impacto Juventud. Este proyecto que fomenta la acción cívica y política de la juventud ha diseñado una lista de recomendaciones para otros jóvenes de acciones solidarias en esta crisis. Las mismas incluyen:

1. Quédate en casa. No hay acción más solidaria que quedarte en tu casa para limitar la propagación del virus. Entendamos que puedes ser portador/a del virus y afectar a muchos otros/as. 

2. Asume las instrucciones de higiene recomendadas por autoridades de salud pública. Aunque te parezcan exageradas, es lo que requiere la situación para protegerte y proteger a los tuyos. Las autoridades salubristas a nivel mundial han dicho que estas acciones que ha muchos le parecen exageradas son las que mitigarán esta pandemia. 

3. Ayuda en la limpieza de tu hogar. Mantener nuestros espacios limpios es importante para detener la propagación de este virus. Además, la solidaridad comienza por el hogar. La responsabilidad no es exclusiva de tus padres.

4. Organiza actividades en tu hogar con tu familia para mantenerte entretenido/a. Usa tu creatividad para dar alivio a los estresores que tu familia enfrenta.

5. Cuando vayas al supermercado compra lo necesario. Recuerda que otras personas necesitan los recursos.

6. Identifica a personas mayores de 60 años en tu comunidad y asegúrate que tienen el apoyo que necesitan. Por ejemplo, podrías ir al supermercado a comprar las cosas que les hacen falta a estas personas, tomando las precauciones necesarias. Además, podrías usar los servicios en línea para ordenar de supermercados en caso de que estas personas no sean diestros/as con la tecnología. 

7. Infórmate de lo que está pasando a nivel mundial de fuentes confiables. La Organización Mundial de la Salud, profesionales de salud pública en el país y otras fuentescon base científica deberían ser nuestros informantes.

8. Usa tus talentos artísticos para entretener a otros/as. Esto puede ser en tu hogar, en tu comunidad o a través de las redes sociales. Puedes llevar a cabo eventos “live” o grabar alguna intervención artística para que otros/as la disfruten. 

9. Identifica personas que están prestando servicios esenciales y ofrece tu apoyo y solidaridad. Esto incluye médicos, enfermeros/as, personal de hospital, policías, personal de mantenimiento, personas que trabajan en industria de alimentos, empleados/as de supermercados, entre muchos/as otros/as. 

10. Comunícate con tu representante en el gobierno o escribe a otros oficiales electos (ej. Gobernadora) en sus cuentas en línea para impulsar el manejo apropiado de esta pandemia. Es importante que exijamos se hagan las pruebas a la mayor cantidad de personas dado que la Organización Mundial de la Salud ha indicado que es la acción principal para controlar la pandemia. Además, la comunicación con oficiales electos acerca de las necesidades de nuestras familias y comunidades proveerá información de las medidas que se necesitarán para el manejo y recuperación de esta emergencia.

Este este momento requiere pensar en comunidad y dejar el individualismo a un lado. La pandemia nos enseña que las pequeñas acciones de uno afectan positiva o negativamente a muchos/as. Aprovechemos el momento para mostrar la solidaridad que nos ha distinguido en el pasado con los huracanes y los sismos. Solo que en este momento esta solidaridad la mostramos en cuarentena, desde nuestros hogares.


Otras columnas de Eduardo A. Lugo Hernández

💬Ver 0 comentarios