Luis G. Rivera Marín

Tribuna invitada

Por Luis G. Rivera Marín
💬 0

241 años de la Bandera de Estados Unidos

La primera bandera con estrellas de los Estados Unidos, la conformaron 13 estados: New Hampshire, Massachusetts, Rhode Island, Connecticut, Nueva York, New Jersey, Pensilvania, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia.

Desde aquel 14 de Junio de 1777, han pasado 241 años de historia de nuestra “Old Glory”, modificándose la misma en más de 20 oportunidades, siendo las dos últimas, la incorporación de la estrella de Alaska y Hawái, como estado 50.

Estos datos, pudieran ser meras palabras si no visualizamos lo que verdaderamente significa la bandera de los Estados Unidos de América.

En estos casi dos siglos y medio, el mundo ha sido testigo de sucesos imborrables: el derrocamiento de Hitler, la llegada del hombre a la Luna, la destrucción del Muro de Berlín, entre otros momentos históricos, que tuvieron como protagonista a “The Stars and Stripes”.

La bandera de los Estados Unidos, a su vez, es todo un símbolo de la libertad, la democracia, la igualdad, el respeto, la justicia y el orden; elevándose gloriosa desde el mástil, dichos valores y su nobleza, a todos los países hermanos de los cinco continentes.

Hace pocos días, compartiendo un café con un buen amigo, recordábamos las historias épicas de nuestros héroes del Batallón 65 del Regimiento de Infantería de los Estados Unidos de Norteamérica, los “Borinqueneers". Qué mejor ejemplo de honrar a la bandera; cuando en muchos casos, nuestros soldados han dado lo más preciado del ser humano: la vida.

Ese amor hacia la bandera también ha sido transferido a las generaciones venideras: hombres y mujeres de sangre boricua han acuñado el nombre de  Puerto Rico, en diferentes países que necesitaron de los brazos solidarios de los Estados Unidos. Esa enorme valentía, y el corazón de darlo todo en pos del prójimo, han sido y serán, parte de los trazos que lleva la bandera de los Estados Unidos de América.

Hace escasas horas, el presidente Donald Trump se reunió en Singapur con el gobernante de Corea del Norte, Kim Jong-un, dando muestras al mundo de que la paz, acompañada de buena voluntad y liderazgo, es posible. Enmarcados en la historia, la bandera de los Estados Unidos también fue protagonista de ese momento.

Estas acciones y sentimientos son el gran significado de representación de los colores el rojo, el blanco y el azul.

En cada momento, en cualquier lugar, se encuentra la bandera de los Estados Unidos de América, representando el corazón de hombres y mujeres que priorizaron siempre mirar hacia el cielo, y ver flamear los colores patrios, antes que ver relegados sus sueños y el de sus semejantes.

Nuestra nación es demasiado grande para tener sueños pequeños. Con la incorporación de Puerto Rico como estrella 51, más de un siglo de historia será reivindicada, completando finalmente el destino de grandeza de la bandera de los Estados Unidos de América.

Pidámosle a Dios que siga iluminando la bandera, cobijando y protegiendo los sueños presentes; resguardando los sueños de nuestros antepasados, y proyectando las esperanzas de las futuras generaciones.


Otras columnas de Luis G. Rivera Marín

miércoles, 12 de septiembre de 2018

El alma humanitaria boricua

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín, rememora la misión humanitarian “Operation Safe Haven”, en la que Puerto Rico brindó ayuda a residentes de varias islas caribeñas que lo perdieron todo tras el impacto del huracán Irma

💬Ver 0 comentarios