Taisha Meléndez Larroy

Punto de Vista

Por Taisha Meléndez Larroy
💬 0

A 10 años de la pandemia de AH1N1

¿Recuerda la gripe porcina? La pandemia de influenza de 2009 llegó a Puerto Rico para el 26 de mayo, fecha en la que se confirmó el primer caso. Para el 13 de julio, el gobierno de Puerto Rico advirtió la primera muerte relacionada. Ese mismo día, en conferencia de prensa, el gobernador Luis Fortuño aumentó el nivel de alerta a 5, tras la primera muerte atribuida al contagio por la influenza A (H1N1) de un varón de 27 años en el área metropolitana. Cuatro días más tarde se contaban 52 casos confirmados, tres fatalidades relacionadas y ocho sospechosas. Como resultado de esta pandemia en Puerto Rico, a pesar de que solo se confirmaron 908 casos de influenza A (H1N1), se documentaron alrededor de 60 muertes directas.

La respuesta a esta crisis conllevó la activación de protocolos de emergencia en los que de forma preventiva se vacunaron miles de personas en actividades masivas en centros urbanos y escuelas. Diez años después, el Departamento de Salud de Puerto Rico, a través de la Oficina de Preparación y Respuesta en Salud Pública y el Programa de Vacunación -así como VOCES Coalición de Inmunización y Promoción de la Salud de Puerto Rico y sus más de 45 organizaciones aliadas- continúan trabajando para fortalecer las estrategias de preparación y los protocolos de respuesta ante la eventualidad de una pandemia. 

A pesar de los esfuerzos de preparación, en cada temporada de influenza nos continuamos enfrentando al mismo gran obstáculo. La principal barrera para prevenir la influenza es que las personas desestiman la enfermedad. Casi todos hemos enfermado por la llamada monga y muchos piensan que esta condición se sobrevive sin problemas. Pocos reconocen las complicaciones como ataques cardiacos, enfermedad respiratoria persistente, hospitalizaciones y complicaciones a enfermedades preexistentes. Nadie ha vuelto a mencionar aquellas 60 muertes del 2009 o las que ocurren cada año por el virus de influenza. Nadie comenta los costos en tratamiento médico y en falta de productividad por días de trabajo perdidos.

No es posible predecir a qué persona el virus de la influenza le provocará complicaciones serias, hospitalizaciones o incluso la muerte, ya que le puede suceder a cualquiera. Sin embargo, cada temporada recalcamos las personas que están en mayor riesgo de enfermar o de tener complicaciones serias. Estas personas son: embarazadas, niños en edad preescolar, adultos mayores, personas obesas, personas con diabetes, pacientes renales, cardiacos o respiratorios y personas con el sistema inmunológico comprometido por tratamientos o enfermedad. Personas con alguna de estas características deben consultar su médico o farmacéutico inmunizador sobre cómo protegerse contra la influenza.

En estos tiempos de alerta sobre el coronavirus, se exhorta a que tengamos los mismos cuidados de higiene para evitar contagio, como lo son el lavado de manos, taparse la boca y evitar estar en lugares con mucha gente. Pero la gran diferencia es que sí tenemos la influenza con nosotros en la isla y sí tenemos como protegernos.

La vacunación es la forma más efectiva de prevenir la influenza. Es segura y efectiva y puede evitarle las serias complicaciones de la enfermedad. Si tiene preguntas sobre vacunación contacte la línea informativa de VOCES al 787-789-4008. Para saber dónde puede vacunarse visite dondemevacuno.com y flumaraton.com.

Otras columnas de Taisha Meléndez Larroy

💬Ver 0 comentarios