Jaime Lluch

Tribuna Invitada

Por Jaime Lluch
💬 0

Acaparando sueños

¿ En la democracia realmente existente en Estados Unidos hoy día, hay una estructura de clases flexible donde la movilidad social es posible para la persona que se esfuerza y obtiene una excelente educación, tiene talento, es diligente, y trabaja mucho?

¿O es que Estados Unidos exhibe una rigidez social donde el privilegio de las clases altas se reproduce continuamente, rindiendo difícil la movilidad social ascendente de las clases medias y bajas? Son preguntas importantes para Puerto Rico, pues el patrón que observamos en Estados Unidos en gran medida se reproduce aquí, y muchos hemos vivido allá durante largos años.

El trabajo de Richard V. Reeves (2017) es esencial para investigar este asunto. Según Reeves, la fractura más importante en la sociedad de Estados Unidos no es entre el 1% más rico y el resto, como han escrito Thomas Piketty y Emmanuel Saez, y Atkinson et al., sino entre la clase media alta estadounidense (“CMAE”) — que es el 19% que está por debajo del 1% más rico — y el resto de la sociedad. En realidad, la “clase alta” es este 20%. El problema más grave que enfrenta la democracia en los Estados Unidos es cómo reconciliar sus ideales fundacionales con la realidad de esta fractura entre la CMAE y el resto.

El sueño estadounidense en el clásico planteamiento de Alexis de Tocqueville es que cada ciudadano puede lograr su máximo desarrollo sin las barreras del viejo feudalismo europeo. Pero, ahora no: este 20% está literalmente acaparando el sueño estadounidense. Este es el apartheid estadounidense.

Los miembros de este 20% que es la clase alta extendida se casan entre si, viven en vecindarios donde sólo hay otras personas como ellos, y gozan de índices de salud superiores a las clases medias y bajas.

La CMAE tiene los recursos para asegurarse que sus hijos tengan las destrezas, atributos, y credenciales que garanticen su continuidad.

Casi no hay movilidad social descendente para la CMAE. Lo que hay es un piso de cristal y una especie de “trampa de la riqueza” que impide que ese 20% descienda a la clase media. Por lo tanto, debido a que la movilidad social intergeneracional es un juego que suma zero, va a ser muy difícil que alguien de la clase media o baja suba a la CMAE.

La “meritocracia” del mercado libre recompensa desproporcionalmente las destrezas, atributos, y credenciales de la CMAE, desventajando a las clases medias y bajas. Los resultados del mercado libre sólo son justos si cada uno de nosotros tiene igualdad de oportunidades para desarrollar nuestros talentos.

La CMAE también practica acaparamiento de oportunidades a través de tres mecanismos: zonificación exclusiva para áreas residenciales, ventajas indebidas al momento de solicitar admisión a universidades de élite como Yale, Harvard, Princeton, o Brown, y ventajas indebidas al momento de buscar un trabajo, un internado, o un puesto en cualquier institución.

George Bush II entró a Yale College por ser hijo de Bush I, y a Harvard Business School aún con un récord de C. Jared Kushner entró a Harvard College a pesar de que en su escuela superior aseguraron que no tenía las cualificaciones (Reeves 2017: 109).

Estados Unidos se está convirtiendo en una meritocracia hereditaria. Este mismo patrón lo tenemos en Puerto Rico, al cual se le añaden elementos criollos: clientelismo, amiguismo, familismo, capital social bajo, instituciones disfuncionales, partidos políticos extractivos, y la Junta de Control.

Otras columnas de Jaime Lluch

viernes, 2 de noviembre de 2018

Brexit, Trump y Puerto Rico

El profesor Jaime Lluch argumenta sobre las tendencias actuales de políticos globalistas versus nacionalistas y la ausencia de posiciones claras al respecto en los partidos isleños

viernes, 5 de octubre de 2018

Kavanaugh: abuso del privilegio

Antes de ser nominada al Tribunal Supremo por Bill Clinton, Ruth Bader Ginsburg había sido fundadora del Proyecto de Derechos de la Mujer de la Sociedad Americana de Derecho Civiles: un dínamo en la litigación ante el Tribunal Supremo enfocada en remediar la discriminación por género.

💬Ver 0 comentarios