Raúl Maldonado Gautier

Tribuna Invitada

Por Raúl Maldonado Gautier
💬 0

A cerrar la brecha de inequidad

La política pública del principal oficial financiero (CFO) del gobierno de Puerto Rico, así como de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) dispone implantar medidas rigurosas de control y eficiencia fiscal mediante el control adecuado de partidas presupuestarias, pero en armonía con los compromisos programáticos para los cuales se asignan o proveen los fondos públicos.

Nuestro compromiso con Puerto Rico es de cultura de progreso continuo, basado en la innovación y en las mejores prácticas a nivel global (Plan Para Puerto Rico – página 1). Hemos resuelto los desbalances entre los recaudos y gastos. Hemos detenido el colapso económico y vemos mejoras en los índices de empleos y actividad económica. Además, estamos reconstruyendo un gobierno más eficiente sin despedir empleados; y sabemos que lograremos mucho más mediante iniciativas ya encaminadas.

Para lograr un desarrollo económico sostenible es imperativo aumentar la colaboración entre sectores claves y esenciales para promover la calidad de vida y el bienestar colectivo. Según el Global Agenda Council of the Future of Government, del World Economic Forum los gobiernos del futuro tendrán que adaptarse y continuamente evolucionar para generar valor social y económico.

Necesitarán mantenerse relevantes y socialmente pertinentes siendo responsivos a rápidos cambios de condiciones y expectativas ciudadanas. Tendrán que desarrollar la capacidad de operar efectivamente en complejos, interdependientes, participantes de una red de organizaciones y sistemas a través de los sectores público, privado y no gubernamentales para coproducir valor público.

Sin la unión de voluntades y concertación de los múltiples actores de nuestra sociedad será imposible aspirar a un Puerto Rico inclusivo, solidario, justo y equitativo que procure la prosperidad para todos y todas.

Con el compromiso de lograr el desarrollo económico sostenible para el Puerto Rico que aspiramos mediante las mejores prácticas globales, debemos establecer como marco común, los objetivos de desarrollo sostenibles 2030 adoptados por el Foro Mundial de Economía, Banco Mundial y aprobados de forma unánime por las Naciones Unidas en septiembre del 2015 luego de una encuesta mundial sobre las prioridades del planeta y su desarrollo sostenible.

Las Naciones Unidas han creado una agenda global para todos; desde individuos hasta instituciones, que aspiren lograr una agenda común para la preservación del planeta y sus habitantes. Han acordado ejecutar esta agenda mediante 17 objetivos de desarrollo sostenible. Estos objetivos nos proveen un marco común para crear una sinergia entre los sectores de nuestra sociedad y trabajar colaborativamente sobre los asuntos más críticos de nuestros tiempos.

Por ser Puerto Rico la jurisdicción más pobre de los Estados Unidos, es imperativo hacer la transición hacia un nuevo modelo de desarrollo económico sostenible (Plan para Puerto Rico – página 14) basado en el conocimiento, donde el desarrollo óptimo e inclusivo del recurso humano juegue un papel central para el desarrollo de sus propias oportunidades, la industria local, la producción, la innovación y movilidad social. El motor propulsor es la alineación del Plan para Puerto Rico y los objetivos de desarrollo sostenible 2030, adaptados por una agenda global.

El sector privado, la academia, la sociedad civil y un gobierno posibilitador tendrán que trabajar juntos mediante diálogos sostenidos para lograrlo. La Oficina del CFO tiene como norte impulsar las mejores prácticas financieras y económicas para un desarrollo sostenible y cerrar la brecha de la desigualdad y la inequidad económica de nuestra isla.

Otras columnas de Raúl Maldonado Gautier

💬Ver 0 comentarios