Juan Alicea

Punto de Vista

Por Juan Alicea
💬 0

A construir hospitales provisionales con rapidez

Cada hora, cada día que pasa sin que demos pasos proactivos dentro de la pandemia que vive el mundo es tiempo que nos gana el COVID-19. La información difundida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta a que esta guerra tiene muchos frentes. El próximo, que ya tenemos encima, es la infraestructura de hospitales y el equipo médico que son imprescindibles para que nuestros profesionales de la salud puedan hacer su trabajo.  

El momento llama a ser autosuficientes porque todos los países están atravesando por lo mismo y tratando de resolver su crisis con sus ciudadanos. Más allá del dinero, serán exitosos los que tengan ingenio y capacidad de trabajar en equipo. Así lo están haciendo países como Uruguay, Perú, El Salvador y Costa Rica, entre otros. Estos países están convirtiendo edificaciones de todo tipo en instalaciones médicas “express”. También esto se hizo en países con mayor capacidad adquisitiva como España, Italia, Francia y la propia ciudad de Nueva York, ahora  foco mundial de la pandemia. 

La condición de los hospitales en nuestro país, al igual que el resto de la infraestructura, deja mucho que desear y ese deterioro, que se agudizó tras los huracanes y terremotos, se viene acumulando hace mucho. Pero, hay alternativas para levantar instalaciones rápidamente que ayuden a aliviar la carga de los hospitales y no requerimos de ayuda externa para hacerlo. El Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico (CIAPR) puso a disposición de la comunidad médica local los conocimientos que tienen muchos de nuestros colegiados en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de instalaciones médicas de este tipo así como construcción de unidades de aislamiento y cuartos limpios, entre otros. Es por eso que nos hicimos disponibles ante el Task Force Médico el pasado 24 de marzo del 2020. 

Nos preocupa que Puerto Rico no ha hecho público los planes de contingencias bajo el peor escenario. ¿Hay capacidad en los hospitales locales para cubrir la necesidad dentro de ese escenario? Sabemos que no. ¿Cuál es la alternativa que presenta el gobierno? ¿Habrá suficientes áreas de aislamiento para garantizar el cuidado médico sin poner en riesgo otros pacientes y a los profesionales de la salud? Sabemos que no. ¿Existen suficientes respiradores para cubrir la potencial necesidad en un momento dado? Sabemos que no. ¿Existen espacios que puedan ser convertidos en instalaciones médicas seguras de un modo rápido? ¿Tenemos equipo en la isla que pueda ser desviado para ser usado como equipo médico durante la emergencia?  ¿Cuál es el plan para atender a los contagiados si ocurre el peor escenario proyectado? Todas estas preguntas tienen que tener una respuesta rápida. 

El CIAPR es el asesor del gobierno en asuntos de Ingeniería y Agrimensura y las siguientes recomendaciones deben ser atendidas de forma urgente:

Convertir en forma expedita edificios destinados a otros usos, a instalaciones médicas “express” para tratamiento exclusivo de personas comprometidas. En Puerto Rico existe una cantidad de edificios construidos para otros usos que pueden ser convertidos rápidamente en espacios de cuidado médico. Construir en forma proactiva, salas de cuidado masivo para atender pacientes contagiados por este virus debe ser un punto de prioridad para el Gobierno. 

Hacer un inventario fidedigno de materiales, equipo y capacidad de manufacturar equipo para cuidado médico existentes y adoptar medidas administrativas que permitan dar prioridad a las necesidades de la isla bajo la pandemia. Bajo el escenario actual el equipo más seguro es el que esté bajo nuestro control; los materiales con los que podemos contar son los existentes en inventario local. 

Corregir en forma inmediata las deficiencias generales existentes en los hospitales, que impiden que estos puedan ser utilizados a su máxima capacidad.

En hospitales existentes debemos convertir espacios en desuso o subutilizados en facilidades de cuidado médico con las características requeridas por los afectados por esta pandemia. 

El país merece y tiene derecho a saber cual es el plan bajo el que atenderemos el próximo reto bajo el peor escenario esta pandemia. Si ese peor escenario no se presenta, seremos afortunados. Si se presenta, hay que estar preparados. El CIAPR está disponible para colaborar con el Gobierno para lograr que estos trabajos “express” se hagan rápidamente. Tenemos los talentos, los profesionales y los recursos. Vamos a ponerlos a trabajar para el pueblo. 


Otras columnas de Juan Alicea

jueves, 11 de junio de 2020

La economía de la pandemia

Estos duros capítulos en nuestra historia nos ha hecho más sabios, fuertes y conscientes de que nos tenemos que hacer cargo nosotros y funcionar desde la autosuficiencia, escribe Juan Alicea Flores

💬Ver 0 comentarios