Johnny Rullán

Tribuna invitada

Por Johnny Rullán
💬 0

Activismo decidido y sin tapujos

Aprendamos de la diáspora boricua. Recientemente regresé de las ciudades de Nueva York y Orlando, donde, junto a Puerto Rico, residen la mayoría de los puertorriqueños de este planeta. Ando inmerso estos días colaborando con la Coalición para Atender la Crisis de Salud en Puerto Rico y promovemos la firma de peticiones para llevárselas al presidente Barack Obama.

De primera impresión, los de la Isla y los de la diáspora no parecemos tener diferencias porque hablamos el mismo español, escuchamos la misma música, comemos la misma comida criolla, ondeamos la misma bandera, obsequiamos la misma hospitalidad y nos manifestamos con la misma pasión hacia nuestros atletas y artistas, entre otros.

Donde noto una diferencia substancial es en defender la territorialidad y la solidaridad que eso conlleva. La diáspora está bien clara de que hay que pelear por todo lo que uno tiene, pues al convivir entre tantas otras culturas y razas, tiene que competir y hacer alianzas para poder sobrevivir. Esa competencia natural en los seres humanos hace que nos mantengamos alerta en todos los issues y crea alianzas entre grupos que apoyan las mismas creencias, al punto que están dispuestos a defender lo que creen con activismo decidido y sin tapujos.

Liberados de la supervisión “autoimpuesta” de rojos, verdes y azules isleños, no tienen que ponerse corbata azul cuando gobiernan los azules ni corbata roja cuando gobiernan los rojos. La diáspora que conocí en Nueva York y Orlando fue directo al grano: cuáles son los issues, a quién le afectan, dónde firmo la petición y dame más peticiones para llevárselas a mis familiares y amistades. Así de fácil y sencillo.

O sea, vamos a hablar sin tapujos, a los de la Isla nos hace falta competencia y comparables para poder activarnos. O sea, a Islas Vírgenes se le paga 36% más alto que Puerto Rico en Medicare y a Mississippi (el estado más pobre y doble de rico que Puerto Rico) le dan una fórmula de 85% federal y 15% estatal en Medicaid, mientras que a Puerto Rico la fórmula es al revés, 15% federal y 85% estatal.

Para aquellos que piensan que solo se consigue paridad si se pagan impuestos federales, estos ciudadanos de Mississippi son demasiado pobres para pagar impuestos federales, pero les dan trato igual en temas de salud. De eso es que se trata, de igualdad en salud para todo ciudadano. Cerca del 40% del déficit de Puerto Rico está aquí, punto.

Aprendamos de nuestros hermanos y hermanas en la diáspora, activismo y solidaridad sin tapujos.

A competir para conseguir lo de Islas Vírgenes en Medicare y lo de Mississippi en Medicaid. Tenemos dos opciones, o nos activamos o permitimos que nos sigan pasando por la piedra.

-Actívate hoy y firma la petición llamando al 787-665-2020 o por internet a www.crisisdesaludPR.com.

Otras columnas de Johnny Rullán

jueves, 30 de agosto de 2018

Las muertes de María reclaman

Un grupo de médicos recomienda cambios en el gabinete ante señalamientos del informe de George Washington University sobre deficiencias asociadas a miles de muertes tras el impacto del huracán María

💬Ver 0 comentarios