Mariela Kury

Buscapié

Por Mariela Kury
💬 0

Adelante

Baja por las escaleras de su casa lista para salir con sus amigas, pero por alguna razón, sus piernas tiemblan. Lleva sus manos en la boca mientras se muerde las uñas como si fuesen un delicioso trozo de chocolate. Entra por la puerta del salón de clases y, aunque se ve interesada en la discusión, se sienta en la última fila y no levanta la mano ni una sola vez para contribuir a la misma. Se encuentra en una fiesta con el chico que le gusta y no le dice ni una palabra. En cada una de estas situaciones, de primera vista, ella solo parece una joven tímida.

¿Qué definición le darías a la palabra timidez? ¿Una persona callada? ¿Reservada? Pero esta chica es mucho más que solo tímida. Quizás baja por las escaleras de su casa temblorosa porque piensa que su propia familia la juzgará por tener la falda muy corta o demasiado maquillaje. De igual manera le encantaría dar su opinión en la clase de historia, pero siente que sus comentarios no valen la pena. Incluso, tiene grandes deseos de decirle al chico que le atrae cómo se siente, pero lo único que le pasa por la mente es cómo la rechazará. En fin, vive con un solo miedo: no ser aceptada.

No cabe duda de que la figura femenina ha progresado a través de los años. Sin embargo, la crítica de la sociedad hacia la mujer continúa existiendo. Esta realidad se encarga de crear la sensación de inseguridad en las mujeres, que provoca que las jóvenes no confíen en ellas mismas. Dicho esto, es crucial resaltar cómo este trato no debe debilitarnos, sino fortalecernos. Las mujeres no podemos permitir que esta inseguridad nos consuma y nos haga miserables.

Cuando tu tío te pregunte que dónde está el resto de tu ropa, el maestro se te ría en la cara porque tu comentario fue uno irrelevante o el chico que amas te diga que no siente lo mismo, no te dejes caer. Encuentra la manera de aceptarte a ti misma, porque, una vez lo consigas, la aprobación de los demás no será necesaria. Demuéstrales que eres invencible; que sus palabras no lograrán derrotarte y que eres un ser humano con valor, al igual que el resto, que merece ser respetado. Levanta la cabeza y sigue adelante.


Otras columnas de Mariela Kury

💬Ver 0 comentarios