Joel Acevedo

Buscapié

Por Joel Acevedo
💬 0

ADHD en adultos

Cuando hablamos de ADHD (Déficit de atención con hiperactividad) solemos pensar en un niño con una perreta, o comportamiento hiperactivo, que no puede enfocarse en las tareas. Sin embargo, hay una alta incidencia de adultos con ese diagnóstico.

En Estados Unidos hay más de 10 millones de adultos con ADHD. Pero solo 800 mil buscan activamente tratamiento. Es un mercado que genera más de $1.6 mil millones en educación y terapias conductuales.

Se estima que los adultos con ADHD pasan más de 10 horas mensuales tratando de encontrar una solución a su situación. Eso representa cerca de $2,000 en pérdidas por año por individuo.

Aunque el ADHD no parezca un problema grave, afecta aspectos importantes del adulto: pagar las cuentas a tiempo (por su incapacidad de organizarse), terminar sus tareas diarias, retener la información de exámenes importantes, y por lo general las tareas del trabajo le toman mucho más tiempo que al adulto promedio, lo que afecta su productividad y evaluaciones anuales.

Algunos adultos con la condición pierden el trabajo por su bajo rendimiento; otros cambian constantemente de empleo, lo que afecta su credibilidad como empleados. Cabe destacar que las relaciones interpersonales tampoco son muy duraderas porque las personas con el déficit tienden a tomar decisiones impulsivas que afectan los vínculos.

Muchos adultos exploran distintos tratamientos, como la terapia cognitiva conductual y la medicación. En Estados Unidos hay hasta “coaches” de vida especializados en ayudar a adultos con ADHD.

En lo que respecta al cerebro, el asunto se debe a un sinnúmero de factores como el desbalance en la dopamina (se libera demás), en combinación con la baja secreción de GABA, cuya función es modular la dopamina, y la herencia.

En términos psicológicos, la autoestima de estas personas se afecta porque, al hacer introspección, pueden concluir que casi nunca completan sus cosas y sienten que sus vidas están incompletas.

Definitivamente hacen falta más soluciones para tratar el ADHD en adultos.

Otras columnas de Joel Acevedo

💬Ver 0 comentarios