Alexis Santos

Tribuna Invitada

Por Alexis Santos
💬 0

A divulgar las estadísticas vitales

Han transcurrido más de 50 días desde que el huracán María azotó a Puerto Rico. Durante este periodo ha habido numerosas discusiones sobre el efecto del huracán, el nivel de devastación y el total de muertes que se le atribuyen a este trágico evento.

Al momento de la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el gobernador de Puerto Rico mencionó que solo se habían certificado dieciséis muertes. La inclusión de la palabra certificadas fue la bandera roja en la cifra. Héctor Pesquera, secretario de Seguridad Pública, insiste en que el número ronda alrededor de las cincuenta muertes y Carmen Yulín Cruz, alcaldesa de San Juan, insiste en que el número es más cercano a quinientas muertes.

La discusión sobre el nivel de devastación y las muertes atribuidas al huracán María ha llegado a ser tema de discusión en las mayores televisoras nacionales e internacionales. Es hora de solicitar información y que certifique una cifra por parte de las autoridades pertinentes.

Se nos ha indicado que las muertes aumentaron un 43% para los últimos días de septiembre y que se están procesando los datos para octubre, más no totales para estos meses.

El comentario de los oficiales de estadísticas vitales es que se está llevando el proceso a mano y por eso el retraso. Es decir, en estos momentos ni el secretario de Seguridad Publica, ni la alcaldesa de San Juan, ni ningún otro oficial tiene la cifra exacta.

La publicación de estos datos puede ayudar a los puertorriqueños en los Estados Unidos a comunicar la necesidad de intervención federal y de asignación de recursos adicionales para mitigar las consecuencias de los huracanes Irma y María.

La publicación de las cifras de muertes nos conviene a todos. Al gobierno para que dé por terminado este tema de falta de trasparencia. Al gobierno también para que podamos comenzar una discusión sobre las causas y consecuencias de este incremento en muertes y cómo podemos evitar que sigan en aumento. A los ciudadanos para que entiendan que sucedió y que deben protegerse. A los boricuas fuera de Puerto Rico para que podamos esbozar un mensaje a nuestros congresistas y otras organizaciones para que provean ayuda a Puerto Rico.

Los gobernantes y otros oficiales han perdido una gran oportunidad de resaltar la crisis que vive nuestra gente, y para exigir igualdad y la ayuda que tanto necesitan los boricuas en la isla. El discurso de “todo está bien” dificulta los esfuerzos de cientos de puertorriqueños que trabajamos para hacer ver la realidad a nuestros oficiales electos con voz y voto en los Estados Unidos.

Este reclamo no es para criticar al gobierno. Todos sabemos que ellos no tienen control sobre los eventos atmosféricos; se trata de tener conversaciones con datos para propósitos de políticas públicas en los Estados Unidos.

A su vez, ayudaría a las organizaciones sin fines de lucro y esfuerzos de los boricuas en Estados Unidos en la búsqueda de recursos y donaciones para seguir ayudando a nuestros hermanos en Puerto Rico.

Esto es de suma importancia, dado que el gobierno de Puerto Rico ha mantenido un discurso de transparencia desde el primer día de gestión. ¡Es hora de poner la acción junto a la filosofía de gobierno!

Otras columnas de Alexis Santos

viernes, 4 de mayo de 2018

La paradoja del Plan Para Puerto Rico

El demógrafo Alexis Santos indica que la eliminación del Instituto de Estadísticas a contra la confiabilidad de las métricas gubernamentales

💬Ver 0 comentarios