José Caraballo Cueto

Tribuna Invitada

Por José Caraballo Cueto
💬 0

A eliminar la venta de subsidios

Hay unos subsidios corporativos brindados por el gobierno de Puerto Rico, calculados en decenas de estatutos por la firma KPMG. Parte de esos incentivos toman la forma de créditos “contributivos”, los cuales se reclaman en las planillas contra la responsabilidad contributiva de cada empresa subsidiada. Esto no es necesariamente malo siempre que las empresas subsidiadas estén en continua expansión.

Por eso es esperanzador que el gobierno diga que cambiará el código de incentivos contributivos en base al rendimiento que obtiene el país: incentivos que sean redundantes deben eliminarse pues la consigna de que “todos debemos sacrificarnos” incluye a las corporaciones mantenidas. De hecho, la inmensa mayoría de los economistas están de acuerdo en que empresas que no estén creando empleos no deben recibir incentivos contributivos (ver encuesta de la Asociación de Economistas).

Ahora, hay un problema que debe atenderse cuanto antes: algunas empresas tienen tantos incentivos que su responsabilidad contributiva es cero y proceden a vender algunos de esos créditos contributivos. El mercado desregulado donde se venden estos créditos contributivos es tal que muchos empresarios dicen que está “saturado” y que asciende a cientos de millones de dólares. El mismo gobierno históricamente no ha sabido calcular el tamaño de este mercado oscuro.

La venta de créditos contributivos es desafortunada principalmente por dos razones que detallo a continuación. Primero, un gobierno en crisis no debe perder recaudos en subsidios exagerados que terminan vendiéndose mientras las clases medias y bajas sufren desproporcionadamente esta crisis. Sí, la clase trabajadora ha perdido más que la clase propietaria: durante el periodo 2007-2016, en términos agregados la clase trabajadora cuenta con un 18% menos de ingresos mientras los ingresos de los capitalistas aumentaron un 16% (cifras ajustadas por inflación). En ese mismo periodo, las clases medias y bajas han tenido que tributar proporcionalmente más que otras clases dado el establecimiento de impuestos regresivos (como el impuesto a las ventas y al petróleo). Afortunadamente se acaba de aprobar legislación para que los ingresos provenientes de herencias tributen más, lo que ayudará a reducir la perpetuación de las riquezas en unos grupos; riquezas que no son producto del esfuerzo o la productividad de los herederos (para más información, léase a Robert Heilbroner o Warren Buffet).

Segundo, la reventa de créditos contributivos crea distorsiones en los mercados (“competencia desleal”). Suponga que una constructora incentivada le vende un crédito contributivo a una empresa X que compite en el mercado de ventas al detalle. La política pública no era incentivar esa empresa X que ahora tendrá una ventaja competitiva sobre una empresa Y del mismo mercado. En economía a esto le llamamos distorsiones del mercado producto de una cacería de rentas.

Muchas personas se indignarían si fuesen los pobres los que vendiesen el sobrante de unos subsidios exagerados brindados por el gobierno. Por ejemplo, si el gobierno local les diese 100 sacos de arroz a cada uno de los pobres y el sobrante que no consumiesen fuese a venderse en un mercado desregulado, muchos serían los indignados que ante una crisis que exige sacrificios haya semejante despilfarro. Sin embargo, eso no es el caso pues la cantidad que recibieron en promedio los participantes del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) fue $117 mensuales en 2016 y fueron sufragados por el gobierno estadounidense. Aunque son necesarios los controles para asegurarse de que el PAN se utilice adecuadamente, esa cantidad no da para obtener un excedente y venderlo en las comunidades.

La venta de créditos contributivos es indignante para el pueblo y dañina para el sistema económico. Por tanto, no debe existir en nuestra gran depresión y en este ajuste fiscal.

Otras columnas de José Caraballo Cueto

martes, 8 de agosto de 2017

La impericia económica de la Junta

El profesor universitario José Caraballo Cueto comenta que las medidas asumidas por la Junta denotan desconocimiento sobre la economía

miércoles, 19 de julio de 2017

Siete mitos económicos

El profesor universitario José Caraballo Cueto analiza vario mitos sobre la economía del país que, con el tiempo, se han adoptado como verdades.

💬Ver 0 comentarios