Ismael Torres

Tribuna Invitada

Por Ismael Torres
💬 0

A evitar las teorías conspiratorias

Puerto Rico enfrenta su reto más grande como pueblo en más de un siglo. Lucha para levantarse y retomar su actividad ordinaria en todas sus facetas, desde la económica y social hasta la espiritual, educativa, cultural, deportiva y recreativa.

El gobierno federal ya asignó al general de brigada Richard Kim para dirigir la operación militar de asistencia a Puerto Rico, una acción que algunos miran con cierta reserva por las implicaciones políticas que podría tener.

Tras el huracán en Puerto Rico se han tenido que implantar medidas que, de ordinario, son antipáticas, como el toque de queda y la llamada ley seca, acciones que han sido cuestionadas por algunos que no han tenido todavía la oportunidad de transitar por las oscuras calles del país o presenciado saqueos de negocios, donde los rateros se han llevado principalmente bebidas alcohólicas y cigarrillos. Sólo el tiempo nos dirá si fueron o no acertadas.

El huracán tiró al suelo el sistema eléctrico y ya están llegando brigadas especializada para levantarlo. Los expertos sostienen la labor podría tardar más de seis meses, por lo que debemos prepararnos para las limitaciones que implica vivir sin servicio de energía eléctrica en nuestras viviendas y comercios.

En el área de seguridad los militares tienen la encomienda de apoyar los esfuerzos de la Policía de Puerto Rico ya que hasta este momento trabajan turnos hasta de 14 horas corridas y se nota su agotamiento.

Uno de los retos mayores que nos deja el huracán María es el problema de miles de familias que perdieron sus viviendas o fueron seriamente dañadas. Ese es uno de los asuntos que más rápido se deben atender porque la vida en refugios no se la deseo a nadie.

Los sistemas de agua potable se están restableciendo bastante rápido, pero hay zonas en municipios del interior que necesitan de bombeo y el suministro de diésel se ha hecho difícil porque las carreteras para llegar a esas comunidades todavía están interrumpidas.   

El área de la salud es uno de los asuntos que más preocupa en estos momentos debido a los posibles brotes de epidemias ya que las condiciones de higiene en las comunidades no son las más adecuadas.

En momentos de crisis a los seres humanos nos aflora lo mejor y lo peor. Nos han contado de lugares donde inescrupulosos se han robado el diésel de las plantas de acueductos y han dejado amplios sectores sin servicio de agua potable.

Con el paso del huracán ha salido a flote la situación de la población de viejos en Puerto Rico y las historias sobre los lugares donde se atienden esas personas son de horror, lo que denota que no se prepararon para hacer frente a este potente huracán. 

Mientras, la ayuda que nos llega debemos recibirla como eso y evitar las teorías conspiratorias que ya comienzan a propagarse en el país sobre la ocupación militar comparable al periodo de 1898 y 1900 donde las riendas del país estaban en manos de los militares.

Creo que por ahora con los poderes que tiene la Ley PROMESA sobre Puerto Rico es suficiente, pues en la realidad el gobierno puertorriqueño fue suprimido y el Congreso federal decide cómo se usa el presupuesto del país.

Otras columnas de Ismael Torres

miércoles, 18 de octubre de 2017

Boricuas, manos a la obra

El periodista Ismael Torres comenta vivencias e inquietudes casi al cumplirse un mes del golpe grave del huracán María en Puerto Rico

domingo, 1 de octubre de 2017

Potenciales brotes después de María

El periodista Ismael Torres señala la preocupación sobre la salud y la higiene después del huracán, una tarea imprescindible por realizar

viernes, 22 de septiembre de 2017

La radio y cuando volvimos a ser gente

El periodista Ismael Torres comparte vivencias de su participación en la cobertura radial durante el paso del huracán María por Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios