Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Agenda escondida para la reelección

Dormidos en los tres segundos. Así andan muchos en este país, distraídos con la pugna ficticia entre el gobierno y la Junta. Mientras nos entretienen con fantasmas, plebiscitos y candidaturas, los organismos que rigen el gobierno, ejecutan calladamente una agenda silente, una agenda cuidadosamente diseñada que pocos conocen y nadie combate.

Esa agenda tiene su epicentro en la figura del representante del gobernador ante la Junta de Supervisión Fiscal. Lejos de ser el representante del pueblo ante el organismo federal, se ha transformado en el negociador político del primer ejecutivo que anticipa los golpes y negocia con la Junta la salida más conveniente para el gobierno. Y hasta ahora, les va bien.

En sus inicios, lograron evitar que la Junta invalidara el uso de $5 millones en un plebiscito a pesar de que la sección 402 de la Ley Promesa dispone claramente que el gobierno solo podía hacer una consulta “según lo autorizado por la Ley Pública 113-76”. Esta es la legislación federal que condiciona la validez de cualquier plebiscito a que las alternativas pasen el crisol del Departamento de Justicia federal. Pero el gobierno ignoró ese requisito y la Junta los complació.

Meses después, aprobaban el plan fiscal que exigía recortes, pero, selectivamente, despedían a 6,000 empleados transitorios que - curiosamente - habían comenzado sus trabajos en el cuatrienio anterior. Otro favorcito.

Entonces, varios legisladores populares demandaron a la Junta para que divulgara los estudios financieros. Meses después de negarse, la Junta reveló en el tribunal que nunca entregaron los documentos a petición del gobierno.

Requirieron, entonces, recortar otros $830 millones. “Casualmente”, se decidió transferirlos del gobierno central a los municipios, recortándoles $350 millones bajo un plan de austeridad en el que 60% de las reducciones impactarán a los municipios del Partido Popular Democrático. Pura casualidad.

Por eso, amigo lector, cuando usted escuche al gobernador afirmar vehementemente que no botará a nadie, sepa que ya no tiene que hacerlo, la Junta les transfirió el muerto a los alcaldes.

Pero quedaban al descubierto otros $480 millones adicionales de recortes y, ¿adivine qué?, fortuitamente, se escogió a la Universidad de Puerto Rico y las instituciones culturales, artísticas y deportivas, para asumir ese tijerazo. Todos sabemos que estas instituciones son los focos de resistencia contra el anexionismo.

Y así, debilitada la oposición y doblegadas las uniones, quedaba un tema que si se maneja inadecuadamente tendría un efecto devastador sobre la reelección de cualquier gobierno: el recorte de las pensiones.

Nuevamente, apareció la mano mágica del cabildero invisible quien, como representante del PNP, perdón, del gobernador Rosselló ante la Junta de Supervisión Fiscal, convenció al organismo federal para que pospusiera el99% de los recortespara luego de las elecciones.

Y ese milagro, también se lo concedieron.

Evidentemente, la agenda escondida va viento en popa. Mientras nos desmantelan el país, algunos se quedan mirando la cercanía del árbol, mientras se pierden la profundidad del bosque…

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 21 de agosto de 2019

Zoé Laboy: un gran nombramiento

El exlegislador Jorge Colberg elogia las designaciones de Elí Díaz Atienza y Zoé Laboy como representante del gobierno ante la JSF y secretaria de la gobernación, respectivamente

miércoles, 14 de agosto de 2019

El nuevo tablero electoral

La llegada a La Fortaleza de una gobernadora apolítica, desvinculada de intereses partidistas, tiene que ser motivo de profunda reflexión por parte de los líderes de los partidos políticos, expone el exlegislador Jorge Colberg Toro

viernes, 9 de agosto de 2019

Gobernadora ante la historia

Jorge Colberg Toro declara que el PNP apostó, equivocada y prematuramente, que Wanda Vázquez sería efímera en la gobernación y que el gobierno correría desde el partido

💬Ver 0 comentarios