Brenda Torres Barreto

Punto de Vista

Por Brenda Torres Barreto
💬 0

Agua limpia ante el virus

Hoy es el Día Mundial del Agua, dedicado a concienciar sobre el valor de este recurso vital. El tema, esta vez, es “todos jugamos un papel en la solución”. Hasta hace poco, la discusión giraba en torno al cambio climático y su impacto al agua. Sin embargo, al confrontar la crisis por la pandemia del coronavirus, el tema de la solución en manos de cada uno de nosotros cobra mayor relevancia. Nos toca manejar los retos tomando en cuenta la conexión de nuestros actos con el agua, nuestra salud y seguridad.

Necesitamos agua limpia para combatir el coronavirus. Las dos acciones principales recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) son: aislamiento social y alto nivel de higiene con agua y jabón.

Reconocemos que 3,000 millones de personas en el mundo no cuentan con facilidades para lavarse las manos y 790 millones de personas carecen de agua potable, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Nosotros que la tenemos, debemos asegurar su calidad con acciones responsables.

Al evaluar el impacto de las recomendaciones de los CDC en conjunto, vemos que el aislamiento social no solo controla la propagación del coronavirus, sino que ayuda a reestablecer el orden natural del recurso agua.

Verle el lado positivo al aislamiento social puede sentirse extraño, dado a que trastoca nuestras rutinas. Sin embargo, esta medida ofrece también un respiro a las presiones que le imponemos a nuestro entorno.

Según la ONU, las ciudades del mundo generan el 75% de las emisiones de carbono. Se estima que la industria aérea emite el 2% de estos gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. A la industria de cruceros y barcos mercantes se le atribuye producir lluvia ácida porque la quema del combustible que utilizan genera óxido de azufre. A este sector se le atribuye el 3% de las partículas finas producidas por la actividad humana.

En las próximas semanas y meses iremos entendiendo mejor el impacto que tendrá el freno a la mayoría de la actividad industrial y comercial sobre nuestros recursos. Por lo pronto, esta semana trascendió que los canales de Venecia se han vuelto cristalinos por el cese del movimiento turístico en esa joya italiana.

En Puerto Rico, a una semana de restringir la actividad comercial y el aislamiento, las mediciones de calidad de agua del Estuario en las playas y lagunas mostraron cambios positivos. Los residentes de la Calle Loíza en Santurce han podido conciliar el sueño por la disminución considerable de la contaminación por ruido, y nuestras playas están libres de basura y de colillas de cigarrillo.

Todo este análisis de impacto preliminar nos permite atisbar la capacidad regenerativa de la naturaleza, cuando le damos la oportunidad. Por lo tanto, no cabe la menor duda de que en nosotros recae la responsabilidaddeabrazar nuestro rol en lograr que contemos con un planetaseguro y saludable.

Si procuramos el balance de nuestras actividades humanas con los recursos naturales avanzaremos en recuperarnos y en lograr un país sostenible. Por ahora, continuemos con nuestro esfuerzo a corto plazo de aislarnos y lavarnos las manos. Este virus lo paramos unidos.


Otras columnas de Brenda Torres Barreto

martes, 19 de mayo de 2020

Las playas y la responsabilidad social

Hay que establecer tajantemente claro cómo todo tiene una consecuencia y que las cunetas, aceras, estacionamientos y la arena de playa no son extensión del basurero, escribe Brenda Torres Barreto

martes, 5 de mayo de 2020

El valor del agua segura

Brenda Torres indica que lo responsable es asignar fondos disponibles para la reconstrucción a proyectos diseñados con un análisis completo para el desarrollo de una infraestructura resiliente

miércoles, 22 de abril de 2020

El COVID-19 y nuestro planeta

Brenda Torres Barreto señala que la relación entre pandemias y la explotación de los recursos naturales es estrecha

💬Ver 0 comentarios