Mariel González Mendoza

Desde la Diáspora

Por Mariel González Mendoza
💬 0

Agua, sin excusas

En mi práctica de medicina de familia me he topado con un sinnúmero de pacientes que tienen aversión a tomar agua. Algunos, en especial los geriátricos, expresan que no les gusta el sabor del agua y prefieren tomar líquidos “con mejor sabor”, como jugos, bebidas carbonatadas o “atléticas”, café, té o tragos con alcohol.

Muchas de estas bebidas contienen sustancias como la cafeína, que puede provocar diuresis (pérdida de agua a través de la orina). Esto aumenta el riesgo de deshidratación y disminución en la función renal, sobre todo en esta temporada de altas temperaturas. Otras de esas bebidas contienen altos niveles de azúcar y su ingesta eleva la necesidad de consumir más agua.

Este problema lo veo con bastante frecuencia en mi población de pacientes geriátricos. Unos dicen que “no tienen tiempo” para tomar agua porque están muy ocupados en su trabajo o sus actividades diarias. Pero otros, mayormente mujeres, señalan que prefieren no tomar mucha agua porque no quieren ir tan seguido al baño, especialmente si padecen de incontinencia urinaria.

No tomar agua puede resultar en detrimento de nuestra salud ya que muchas de nuestras funciones corporales dependen de ese líquido. El agua ayuda a que las células crezcan, se reproduzcan y sobrevivan, regula la temperatura corporal por medio de la sudoración y la respiración, metaboliza y transporta nutrientes en el torrente sanguíneo, desecha desperdicios metabólicos a través de la orina, lubrica las articulaciones y forma saliva para ayudar en la digestión.

El cuerpo de un bebé está compuesto por hasta un 78% de agua. El de un adulto está compuesto por hasta un 60% de agua.

El cuerpo pierde agua a través de la piel, al sudar, y por los tractos respiratorio, intestinal y genitourinario.

Entonces, es importante que se reemplace adecuadamente el agua que se pierde a diario para que el cuerpo pueda seguir funcionando a capacidad. Por eso, este verano y el resto del año, a tomar agua. Se acabaron las excusas.

Otras columnas de Mariel González Mendoza

miércoles, 22 de mayo de 2019

La edad

La doctora Mariel González argumenta sobre lo relativo de sentirse viejo

💬Ver 0 comentarios