Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Ahora le toca crecerse a la Doble A y al BSN

La Liga de Baloncesto Superior Nacional (BSN) así como la Federación de Béisbol están obligadas a mirarse en el espejo de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (Lbprc), que a finales de enero terminó con éxito un torneo abreviado con cuatro equipos.

Con el empuje del presidente liguero, Héctor Rivera Cruz, y con la extrema cooperación de los dueños de equipo, la liga invernal celebró el campeonato para no quedar rezagada ante los torneos de República Dominicana, Cuba, Venezuela y México.

Es cierto que tras los huracanes Irma y María el ambiente para jugar pelota profesional en el país no era el mejor y que los auspiciadores no estaban a la vuelta de la esquina. Pero, Rivera Cruz empujó su plan con dos ideas en mente: que no se perdiera el trabajo de años en el que la liga se convirtió en un facilitador para el desarrollo de peloteros jóvenes y que Puerto Rico pudiera defender su cetro en la Serie del Caribe que recién acaba de jugarse en México.

Los Criollos de Caguas ganaron la serie caribeña en el 2017, lo que vino a ser la primera para Puerto Rico, desde el año 2000. Caguas nuevamente fue el representante de Puerto Rico en el 2018 y revalidó su corona.

Como dije, fue un torneo abreviado, con la entrada a los parques de manera gratuita en la etapa regular, y además, uno en el que los jugadores aceptaron una reducción económica en su salario. La misma liga administró uno de los cuatro equipos participantes.

Ahora toca el turno al BSN, que tiene proyectado jugar con nueve equipos y empezar su campeonato el 5 de mayo. Lo mismo la pelota Doble A, que ya tiene 38 equipos confirmados para un torneo que rompe el 1 de abril.

Esta semana, ambas ligas ultiman detalles y pormenores de cara a sus respectivos torneos. Es vital pasar revista fina a cada administración de equipo, tanto en la Doble A como en el BSN. No se pueden dar el lujo de que ocurra, por ejemplo, lo que pasó en 2017 con los Caciques de Humacao en el BSN, que tras un mes de torneo, sus administradores no tenían el ‘baqueo’ económico para terminar el campeonato.

Este fin de semana la Federación de Béisbol se reúne en Rincón y allí será importante auscultar a fondo a cada uno de los 38 equipos interesados en participar en el torneo, uno que también será abreviado.

Lo que sí es importante para ambas instituciones es que no jugar no debe ser una opción para ninguno de ellos.

Claro, toca que todas las partes involucradas pongan de su parte y entiendan que el deporte local atraviesa por un periodo especial y que se necesitan mentalidades especiales para manejar y salir adelante en estos tiempos.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 12 de febrero de 2019

La Serie del Caribe en la isla es una oportunidad que se debe aprovechar

El anuncio de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe confirmando que Puerto Rico será la sede de la venidera Serie del Caribe no deja de ser un buen paso de crecimiento para la pelota profesional del país, que no monta un evento de esta envergadura desde el 2015.

martes, 29 de enero de 2019

Una cruzada que apunta a ser un proyecto de País

A mí, si me preguntan, defiendo el postulado de algunos presidentes federativos que apuntan a que las federaciones están para velar por el desarrollo de atletas elites, de esos que aportan para el ciclo olímpico y que claramente exponen que las federaciones no están para montar ‘bailes de marquesinas’, hacer torneos en Fiestas Patronales, festivales, ni en las escuelas ni comunidades. Pudieran cooperar, pero no es su prioridad.

martes, 22 de enero de 2019

Con una buena baraja bajo la manga

En diciembre del 2018, la Junta de Directores del BSN determinó que impondría un nuevo tope salarial de $40,000 para el torneo. A inicios de este mes, la Asociación de Jugadores aprobó un voto de huelga de mantenerse este nuevo tope salarial y la pasada semana su presidente, Carlos Rivera, insistió en que se debería jugar con el tope salarial del 2018, es decir $60,000. Un día más tarde de las declaraciones de Rivera, algunos apoderados del BSN volvieron a insistir en defender el tope salarial justificando que algunas franquicias no podrían cumplir económicamente con los compromisos de un tope salarial de $60,000. Y fueron a más… si los jugadores quieren resolver el asunto, que traigan soluciones.

💬Ver 0 comentarios