Héctor Luis Acevedo

Punto de Vista

Por Héctor Luis Acevedo
💬 0

A la hora de la verdad

Los seres humanos caminamos nuestro trecho de vida en busca de un legado. Los pueblos dibujan con sus valores los contornos de su cultura y sus esencias. Puerto Rico aspira a sembrarse en la historia como un pueblo de democracia, de voto limpio y de consensos electorales.

Nuestra cuota de confrontaciones, de acciones unilaterales, de palabras incumplidas y de engaños está sobre cumplida. He sido testigo de la superación de nuestras visiones en conflicto y de una cultura de respeto y de consensos con personas de grandes diferencias. Así fue con la Ley Electoral de 1983, las enmiendas de 2003 y en dos Juntas de Redistribución Electoral.

Recuerdo cuando logramos el consenso del nombramiento del primer presidente de la Comisión Electoral y de la firma de la ley por el gobernador Carlos Romero Barceló. Se designó por unanimidad a César Vázquez Díaz, quien presidió la Comisión con gran integridad. Al finalizar la firma de la ley, el secretario de Estado Carlos Quirós me invitó a dialogar y logramos romper el impasse de la Junta de Redistribución Electoral de 1984. Puerto Rico creció. El que tenga los votos que gane y se deje el proceso electoral fuera de la controversia normal.

Y así fue, y ese respeto permeó nuestra democracia por décadas. Ese legado y esa palabra de honor están en peligro en este momento con una legislación unilateral, objetada por todos los partidos de oposición y de claro interés en perpetuarse en el poder por los actuales legisladores.

Destruye el sistema que propuso su propio partido de escoger al presidente del cuerpo electoral, queriendo quedarse en el control del organismo electoral a través de la mayoría del Tribunal Supremo, convirtiéndolo en juez y parte.

Ese proyecto violenta la intención del elector consagrada por el Tribunal Supremo de forma unánime en 1980, y varias decisiones adicionales. Impone un voto ausente a todo el que quiera y luego le da el voto por internet. Sobre ese voto electrónico, los legisladores de aquí son la única jurisdicción bajo la bandera americana que lo proponen.

La American Association for the Advancement of Science, la más grande del mundo, le escribió a la gobernadora este mes pasado diciéndole que dicho sistema permite el robo de identidad de los electores y:

“Two decades of scientific and technical analysis demonstrate that secure internet voting systems are not possible now or in the immediate future. In response to this evidence, we respectfully request that in your roles leading election security in your state, you refrain from allowing the use of any internet or voting app system”.

Esa misma posición la tienen Academia de Ciencias de Estados Unidos y el Senado de dicho país. ¿Por qué a menos de seis meses de las elecciones se quiere imponer un sistema desprestigiado, vulnerable al fraude y cuyos costos nadie sabe?

El juez presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos Earl Warren explicaba que el derecho al voto es el más preciado de todos, pues protege todos los demás derechos. John Hart Ely nos decía que no se puede permitir en derecho electoral que los de adentro decidan quienes se quedan fuera.

Este es el mejor ejemplo de cómo un pueblo puede destruir sus instituciones y tradiciones. Solo la conciencia militante detiene los abusos del poder y en este caso el más central de todos, que es la limpieza del voto.

Lo que firmamos todos los partidos en 1982 sigue vigente con el mismo honor:

“La democracia es mucho más que un ordenamiento formal; es un modo de vida. Exige una actitud de respeto a las reglas de comportamiento electoral y una consideración mínima hacia la convivencia política”.

La gobernadora Wanda Vázquez prometió no aprobar una ley en medio del ciclo electoral sin consenso. Esa fue la palabra de honor empeñada en 1983 y en 2019. Ella sabe el precio de enfrentarse al atropello.

Ahora le llegó la hora de la verdad.

Otras columnas de Héctor Luis Acevedo

martes, 12 de mayo de 2020

A la hora de la verdad

La gobernadora Wanda Vázquez prometió no aprobar una ley en medio del ciclo electoral sin consenso. Esa fue la palabra de honor empeñada en 1983 y en 2019. Ahora le llegó la hora de la verdad, dice Héctor Luis Acevedo

jueves, 19 de marzo de 2020

La gobernadora hizo lo correcto

Hay que salvar vidas y la gobernadora merece apoyo en esta difícil situación que requiere especial vocación de solidaridad, dice Héctor Luis Acevedo

lunes, 24 de febrero de 2020

La encrucijada electoral

Héctor Luis Acevedo declara que el proyecto de reforma sufragista elimina o debilita todas las garantías contra el fraude electoral en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios