Carlos Rosa Rosa

Periodista

Por Carlos Rosa Rosa
💬 0

A leerle la cartilla a los apoderados del BSN

Tengo una recomendación para el presidente del Baloncesto Superior Nacional (BSN), Fernando Quiñones, y para el director de torneo, Alfredo “Piraña” Morales: leerle por separado a los apoderados, coapoderados y gerentes generales de los equipos de la liga, el mismo mensaje que se transmite a la fanáticos en el inicio de cada juego, exhortándolos a presentar un buen comportamiento. En el comienzo de cada juego, sentar a los directivos de las franquicias en una oficina y recordarles el mensaje que se comparte con la fanaticada.

El BSN es una liga profesional y todos sus componentes deben presentar un comportamiento de altura que beneficie el espectáculo de la liga. En las últimas semanas, directivos de dos franquicias del BSN tuvieron comportamientos erráticos que no pueden ser tolerados por el organismo.

Me refiero al coapoderado de los Santeros de Aguada, Joel López, y al apoderado de los Capitanes de Arecibo, Luis Monrouzeau. Ambos fueron protagonistas de incidentes que —de alguna manera— afectaron la imagen y el espectáculo de la liga. En la parte final de la fase regular, López perdió el control e intentó entrar al tabloncillo para agredir a uno de los oficiales en el partido efectuado en San Germán.

Y el pasado martes en el inicio del round robin en el coliseo Manuel “Petaca” Iguina, Monrouzeau caminó por el medio del tabloncillo en el primer parcial para reclamarle a Morales por el trabajo de los oficiales. Esta situación detuvo el juego por un tiempo aproximado de 35 minutos. Eso es totalmente inaceptable.

Aquí, los directivos están llamados a ofrecer un excelente modelaje en las canchas y máximo cuando le exhortan a la fanaticada presentar un buen comportamiento en el inicio de cada compromiso.

Hay que recordar que no es la primera vez que directivos de equipos se ven envueltos en incidentes en los últimos años. En 2017, el coapoderado de los Indios de Mayagüez, Carlos Crespo, agredió a un árbitro en medio de un juego en los playoffs, y, el tenedor de los Cariduros de Fajardo, Félix “Felo” Rivera, también tuvo un altercado con un fanático en Quebradillas.

Así que mi consejo a Fernando y Piraña: vamos a leerle la cartilla antes de cada juego.

Otras columnas de Carlos Rosa Rosa

sábado, 16 de febrero de 2019

Carlos deberá ajustar bien su ‘correa’

En pasados días, los analistas de MLB Network, Brian Kenny y Harold Reynolds, revelaron sus respectivos listados de los principales 10 campocortos para la próxima temporada. Y el santaisabelino Correa apareció entre los mejores tres en ambas listas. Kenny lo colocó en la segunda posición, y Reynolds, un exjugador de las Mayores, lo posicionó tercero, detrás de Machado.

sábado, 9 de febrero de 2019

‘Profesionales’ antes del draft de MLB

Incluso, fue una clase histórica al ver al santaisabelino Carlos Correa convertirse en el primer boricua en ser seleccionado en el primer turno del draft y recibir un bono de $4.8 millones. El abridor José Berríos, el relevista Edwin “Sugar” Díaz y el infielder Jesmuel Valentín fueron otros jugadores que formaron parte de aquella camada.

sábado, 2 de febrero de 2019

Es ahora o nunca

El pasado miércoles, los apoderados del BSN volvieron a enviarle un mensaje a los jugadores al ratificar el nuevo tope salarial. La Asociación hizo una propuesta de $60,000 y de menos partidos en la fase regular, pero los tenedores de franquicia ya habían acordado mantener el tope en $40,000 y en repetir la misma cantidad de partidos de los últimos torneos con 36 por equipo. De inmediato, algunos jugadores se expresaron en las redes sociales con el hashtag: #NiLos40NiLos36. Queda por ver si la protesta de los canasteros trasciende de las cuentas de Twitter y Facebook, y llega al punto de aprobarse una huelga. Personalmente, no creo que los jugadores lleguen a ese punto. Casi el 100% de los canasteros viven del baloncesto y solo unos pocos quedan sin contratos para el torneo 2019, refiriéndome a aquellos que aspiran a un acuerdo mayor de $40,000.

sábado, 19 de enero de 2019

Carlos Arroyo pasó la página y es momento de honrarlo en la Selección

Antes del comienzo de la primera ventana en Orlando en noviembre de 2017, Arroyo, con 37 años, recibió un acercamiento de Casiano y del presidente de la Federación de Baloncesto local, Yum Ramos, para que considerara la opción de salir del retiro y volviera a la escuadra. ¿Por qué resulta tan difícil pasar la página en la Federación? ¿Qué va a pasar con el desarrollo de un Gary Browne? ¿Por qué seguir cometiendo los errores del pasado? Fueron las preguntas que me vinieron a la mente en aquel momento. El exenebeísta no llevaba ni un año y medio retirado del seleccionado, y el dirigente ya lo quería de vuelta. Arroyo, sin embargo, rechazó la invitación de Casiano, cuando había anunciado su retiro en el verano de 2016 a la conclusión del Repechaje Olímpico de Serbia. Allí terminó una fructífera carrera como integrante del programa adulto por 15 años. Y salió del tabloncillo jugando a un alto nivel. “Mi tiempo ya pasó. Ahora le toca a los muchachos que han soñado con pertenecer a este equipo, al igual que yo soñé

💬Ver 0 comentarios