Gerinaldo Camacho

Punto de vista

Por Gerinaldo Camacho
💬 0

Alfabetización digital en tiempos de COVID-19

Desde principios de marzo la vida de todos los puertorriqueños cambió de forma inmediata como resultado de la pandemia del COVID-19. Esto trajo consigo innumerables retos en todas las facetas de nuestras vidas: trabajo, educación, salud, lo económico, entretenimiento y otros servicios públicos y privados cambiaron de una forma tradicional (presencial) a plataformas digitales en la web como lo son Zoom, Google Meet, Classroom y Microsoft Teams, entre otras. Estas plataformas, accesibles desde computadoras, teléfonos inteligentes y tabletas, han permitido lograr darle cierta continuidad a la vida. 

La nueva realidad trajo al descubierto la ausencia de competencias digitales en amplios sectores de la sociedad para desenvolverse adecuadamente en medios digitales. Este secreto a voces, ignorado por el gobierno, hace necesario repensar y plantearse como país la necesidad de nuevas políticas que desarrollen lo que se denomina como la “alfabetización digital” en todos los niveles de nuestra sociedad. 

La alfabetización digital (AD) se refiere a las habilidades que necesita un individuo en el Siglo XXI para vivir, aprender y trabajar en una sociedad donde la comunicación digital y el acceso a la información se llevan a cabo mediante tecnologías digitales como aplicaciones web, redes sociales y en dispositivos móviles (Universidad de Londres, 2016). La AD incide sobre toda la actividad humana y durante la pandemia del COVID19 ha acrecentado su importancia, colocándola en igualdad con las alfabetizaciones tradicionales (lectura, escritura y habilidades matemáticas). Para lograr un Puerto Rico apto para desenvolverse en un mundo digital, nuestros esfuerzos gubernamentales y privados deben enfocarse en las siguientes áreas: :

1. Promover la proficiencia y la productividad de los individuos en las tecnologías de la comunicación y la información. 

2. Desarrollar la alfabetización informacional que permita al individuo buscar, evaluar, usar, producir y compartir información confiable en medios digitales. 

3. Fomentar la innovación, la creatividad y la solución de problemas mediante el uso de tecnologías digitales. 

4. Fomentar la comunicación y colaboración digital, en la que el ciudadano participe en los medios digitales creando contenido en formatos digitales (texto y audiovisuales) con propósitos profesionales o comerciales.

5. Establecer currículos de enseñanza y aprendizaje pertinentes al mundo digital en todos los niveles educativos del país. 

6. Integrar las organizaciones sin fines de lucro y el tercer sector para llegar a sectores desventajados y olvidados de la sociedad. 

7. Desarrollar una red nacional de bibliotecas integradas con la capacidad y apoyo profesional de impactar a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores con acceso a equipo e internet en toda la isla para reducir la “brecha digital”. 

8. Incentivar el desarrollo de infraestructura de redes de comunicación nacional para lograr un internet robusto que permita potenciar al máximo los recursos digitales.

Puerto Rico indudablemente cambiará, luego del paso de esta pandemia, sumado a las cicatrices recientes de terremotos, huracanes, cambios sociopolíticos y una quiebra económica. Es imprescindible en este momento histórico que nuestro país acepte la realidad de que nuestra única opción de desarrollo global es mediante una transformación basada en la alfabetización digital e informacional de los ciudadanos.  

Otras columnas de Gerinaldo Camacho

💬Ver 0 comentarios