Charlie Rodríguez

Tribuna Invitada

Por Charlie Rodríguez
💬 0

Alianzas nefastas del PPD

El desespero e indefinición en el Partido Popular, causado por la ilusoria visión de sus múltiples facciones, trae a su presidente Héctor Ferrer, tratando de armar un rompecabezas con chicle.

Ferrer, quien funge como delegado para las convenciones del Partido Demócrata Nacional, se ha aliado con varios senadores republicanos de extrema derecha, para intentar detener la descolonización de Puerto Rico. 

Sin embargo, en el PPD, la hipocresía superó la determinación.

Lo más que reprochable del asunto, es que el liderato del Partido Popular hace causa común con un pequeño sector extremista de la derecha republicana, mientras busca tener credenciales del Partido Demócrata. 

Aunque la historia política del PPD está repleta de estos ejemplos, nuevamente el Presidente y el liderato de esa colectividad, hacen alianzas con enemigos de la Isla, para desprestigiar a todos los ciudadanos americanos de Puerto Rico con el único afán de detener el arrollador avance de la Estadidad.

En el pasado, gobiernos populares utilizaron fondos públicos para contratar figuras racistas como el ex congresista Toby Roth, para que cabildearan en el Congreso con información falsa sobre los puertorriqueños. Es lamentable que con tal de intentar detener el gran apoyo que tiene la Estadidad, no midan las consecuencias negativas que tienen sus actos sobre la dignidad y el prestigio de nuestro pueblo. 

Ferrer olvidó que la plataforma del Partido Demócrata-que él mismo suscribió-, establece “que el pueblo de Puerto Rico debe determinar su estatus político final entre opciones permanentes que no choquen con la Constitución, leyes y las políticas públicas de Estados Unidos”. 

De conformidad con ello, “el Estado Libre Asociado no es una opción permanente”, por lo que no puede figurar como opción en la papeleta del plebiscito. Sería como haberle preguntado a los esclavos liberados por la Abolición de 1873, si aún deseaban la esclavitud. La realidad es que el ELA fue rechazado por el 54% del pueblo en la consulta plebiscitaria del 2012, un resultado que nunca ha sido impugnado. 

Ante la amnesia selectiva del liderato popular, nuestro pueblo tiene una clara opción para acabar con su indecisión y detener el empeño obstruccionista que no sólo recurre al engaño y a la intimidación, sino a concertar alianzas con enemigos confesos de nuestros plenos derechos como ciudadanos americanos.

La cita es el 11 de junio. ¡Estadidad!

Otras columnas de Charlie Rodríguez

💬Ver 0 comentarios