Carlos Bianchi

Tribuna Invitada

Por Carlos Bianchi
💬 0

A librar de la dependencia a familias del residencial

El gobierno de turno anunció recientemente la intención de solicitar la inclusión de Puerto Rico en programas federales de vivienda pública como “Moving to Work”, que tiene como objetivo proveer una vivienda digna con miras a lograr que las familias eventualmente se independicen, ayudando a los residentes a encontrar empleo, ser autosuficientes y aumentar opciones de vivienda para familias de bajos ingresos. A través de este programa, los beneficios de vivienda pública y de la Sección 8 pueden ser extendidos a familias que trabajan, permitiendo que éstas puedan progresar, sin el temor de perder una ayuda necesaria por haber conseguido un ingreso modesto, a través de un trabajo honrado.

Por su parte, la Sección 3 de la Ley Federal de Vivienda de 1963 (24 CFR 961, 963) requiere que un 30% de los nuevos empleados disponibles, creados con fondos del HUD, le sean otorgados a personas de ingresos bajos, especialmente aquellos que reciben asistencia gubernamental de vivienda y a negocios que proveen oportunidades económicas a estas personas.

Los requisitos de Sección 3 aplican al adiestramiento, empleo, contratación y otras oportunidades económicas que surjan de los gastos para asistencia a vivienda pública en actividades de desarrollo, operación y modernización. Los requisitos de Sección 3 también aplican a los contratistas que realicen trabajos financiados con fondos de vivienda, sin importar la cantidad del contrato o subcontrato.

El Secretario de la Vivienda anunció con bombos y platillos la cancelación de los contratos de administración a los Municipios Administradores (para gastar el doble en costos de administración con un agente privado). Entonces, ¿está la Administración de Vivienda Pública velando por el cumplimiento de este requisito del 30% a los agentes administradores que reciben fondos federales del Departamento de la Vivienda Federal? Si se está incumpliendo, ¿está el gobierno local en posición de solicitarle al gobierno federal la inclusión de Puerto Rico al Programa “Moving to Work” sin cumplir con los empleos que por requisito federal se tienen que generar?

Mi propuesta es empoderar al residente con adiestramiento profesional para convertirlos en pequeños y medianos empresarios. No podemos decir que se cumple con el requisito de la Sección 3 solamente con residentes artesanos y personas que confeccionan alimentos en las actividades del gobierno de turno. Para sacar al residente de la dependencia gubernamental hay que llevarlos al próximo paso, el empresarismo. Haga su trabajo, Secretario. La culpa no es el estatus.

💬Ver 0 comentarios