Sila María Calderón

Punto de vista

Por Sila María Calderón
💬 0

Al liderato de mi partido

Escribo estos pensamientos con el mayor de los afectos y respeto hacia cada uno de los miembros del liderato del Partido Popular Democrático de Puerto Rico. Nos une un profundo amor por Puerto Rico, un gran orgullo en nuestra herencia cultural y, sobre todo, un deseo genuino de servirle bien a nuestra tierra. Como servidores públicos nos guía un deseo ferviente de dar lo mejor de nosotros para adelantar las causas justas y nobles de nuestro País.

Por todo lo anterior me siento en la confianza de dirigirme a ustedes en estos momentos cruciales en nuestra historia. Nunca antes se había cifrado en nuestro partido un peso decisional como el que ahora se cierne sobre ustedes.

Quiero pedirles que reflexionen con extremo cuidado sobre las circunstancias que rodean las decisiones que hoy enfrentan. Igualmente que aquilaten la importancia y las consecuencias que genera cada día que se sucede sin que se hayan implantado o llevado a cabo medidas correctivas inminentes ante la inmensa crisis fiscal que nos tiene al borde de un precipicio de quiebra nacional con las consecuencias que ello conllevaría.

Por favor, piensen cuidadosamente. No se trata aquí de decisiones públicas comunes y corrientes, ni de la tensión inherente entre las ramas de gobierno que tan importante es para mantener el delicado balance en una democracia. Mucho menos de un escenario para exhibir protagonismos.

Se trata de que nuestras arcas están vacías; no tenemos dinero para pagar la nómina pública. Se trata de que nuestro Banco Gubernamental apenas le quedan unos pocos millones en sus arcas. Se trata de que no podemos acceder el mercado de bonos, el cual no se abrirá para nosotros hasta que esté implantada la reforma contributiva. En otras palabras, se trata de una larga cadena de eventos enlazados unos a otros, cuya rectificación comienza con un nuevo sistema contributivo que haga posible comenzar a allegar los fondos que necesitamos. Y luego de ello, realizar las gestiones ineludibles para comenzar a enderezar nuestras autoridades públicas.

El escenario actual no permite el lujo de soluciones “perfectas”, ni de términos indefinidos para discusión. La situación es crítica y urgente. Exponer a nuestro pueblo a una quiebra sería una irresponsabilidad de dimensiones insospechadas.

Por todo lo anterior, por el afecto que les profeso a cada uno, y apoyándome en los muchos años de servicio que he dado a nuestro país, les pido que adelanten las acciones necesarias para que pueda implantarse una reforma contributiva lo antes posible en Puerto Rico.

Igualmente les pido que faciliten la consecución de todas las acciones subsiguientes requeridas para estabilizar nuestras finanzas públicas y posteriormente para reestructurar nuestro gobierno.

Si esto que les pido se hace realidad, muchos años en el futuro, cuando ya no estemos aquí, podrá decirse que en el año 2015 los líderes del Partido Popular Democrático, una generación de hombres y mujeres jóvenes y talentosos, supieron anteponer el bienestar de Puerto Rico a cualquier otra consideración. “Ellos salvaron a nuestra Isla”, dirán nuestros nietos. Y así quedará también plasmado en nuestros libros de historia.

Deseo que Dios los ilumine, los bendiga y los fortalezca. Que puedan ver con los ojos del intelecto y con los ojos del alma también.

Puerto Rico está en espera de ustedes.

Otras columnas de Sila María Calderón

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Sila María calderón: ¿qué nos ha pasado?

La exgobernadora Sila María Calderón opina que, hoy día, un puesto en el gobierno o una plaza política son vistos por algunas personas como una oportunidad para "guisar"

viernes, 8 de noviembre de 2019

Nuestro eterno secretario de Salud

Servir al país ciertamente es una vocación que no solamente se descarga a través de un puesto gubernamental. Así Johnny Rullán sirvió toda la vida, dentro y fuera del gobierno, escribe Sila María Calderón

💬Ver 0 comentarios