Julia M. Nazario Fuentes

Tribuna Invitada

Por Julia M. Nazario Fuentes
💬 0

A Loíza se le discrimina "desde los niveles más elevados"

Desde que tomé la determinación de aplicar mi experiencia administrativa en favor del pueblo loiceño, he sido consistente en procurar justicia para nuestra gente en todos los ámbitos en que ha sido discriminado por décadas. Desde la Calle Loíza en Santurce hasta todo Canóvanas, eso era Loíza. Con el paso de las décadas, diversos gobiernos, de todas las tendencias, discriminaron contra nuestro pueblo. Yo ocupo la alcaldía para procurar justicia para nuestra gente. 

Reclamos justos y bien documentados han sido parte de la labor diaria en nuestra administración municipal y siempre agradecemos a funcionarios, organizaciones sin fines de lucro, iglesias e individuos que se han unido a este reclamo. 

Hoy quiero compartir con ustedes una insólita situación que evidencia la importancia se ser firmes en la exigencia de justicia para Loíza. En el pasado abril nos solicitaron de La Fortaleza una propuesta para pavimentación de vías públicas, con un tope de hasta $1,000,000. La misma fue sometida con todos sus detalles reglamentarios. En mayo, nos citaron a la Administración para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) para anunciar la aprobación de la propuesta por mucho menos ($762,000) y nos presentaron al ingeniero a cargo el proyecto para iniciar las labores. Desde mayo hasta octubre, cursamos varias comunicaciones con dicho ingeniero para saber cuándo comenzarían los trabajos y se nos indicó que “tan pronto terminemos con los municipios de Bayamón, Guaynabo, Aguas Buenas y Cidra”, le tocaba el turno de pavimentación de vías públicas a Loíza. 

Esta semana, citados a las oficinas de AFI, nos informan que ya no será ni un millón, ni setecientos mil: el nuevo número es $136,000 de asignación para Loíza, prácticamente un 90% de descuento de la cifra original. Esa cantidad rinde para aproximadamente 10,264 metros cuadrados de asfalto, a los precios del mercado, que son cerca de 7,000 pies lineales. Esa cantidad daría precariamente para tres calles en la comunidad de Parcelas Suárez. Para Loíza, la asignación ha tenido un 90% de descuento, sin explicar las razones, más allá de asegurar el director ejecutivo de AFI que “es una decisión que se tomó a niveles más elevados”, como me indicó personalmente en su oficina. 

A pesar de eso, con los pocos recursos que nos vayan llegando, en parte gracias a una mayor eficiencia en el recaudo del Impuesto de Ventas y Uso (IVU), seguiremos cumpliendo con la necesidad de seguir repavimentando las calles de nuestro pueblo. Todos entenderán la razón por la cual a Loíza se le discrimina “desde los niveles más elevados”, que debe ser la misma razón por la cual hay un sospechoso silencio con la petición que hemos hecho de ocupar una de las escuelas cerradas en Loíza, la Carlos Escobar López, para crear un centro municipal de seguridad, que además sirva de súper-refugio en temporada de huracanes. 

Al igual que en elcaso del asfalto, toda la documentación ha sido debidamente sometida. Injusticias como estas no deben pasar desapercibidas. De la misma manera que agradezco públicamente las ayudas que recibimos, en justicia nuestro pueblo debe saber lo que está pasando y las razones por las cuales a Loíza se le descuenta 90%. ¿Por qué?

Otras columnas de Julia M. Nazario Fuentes

💬Ver 0 comentarios