Jorge Farinacci Fernós

Tribuna Invitada

Por Jorge Farinacci Fernós
💬 0

Amenazada la Ley 80

Suponga que usted es un empleado en la empresa privada donde ha trabajado por 10 años de forma satisfactoria. Untt día va a trabajar con unos gabetes verdes, color que su jefe detesta. Para colmo, usted “no le cae bien”. Por eso, deciden despedirlo.

Si usted vive en la mayoría de los estados, se queda sin trabajo y no le deben nada. Such is life. En Puerto Rico, desde 1930, un despido así se considera injustificado. Hoy esa norma está codificada en la Ley 80.

Por décadas, los patronos han intentado eliminar esa ley. Según ellos, la ley es una “carga” que impide el desarrollo económico. Aparentemente, botar a un trabajador de su empleo sin justa causa es algo positivo para la economía.

La Ley 80 tiene dos herramientas fundamentales. Primero, una vez el empleado demuestra que fue despedido, el peso de la prueba recae en el patrono para demostrar que el despido fue justificado. Pero los patronos prefieren que el peso de la prueba recaica sobre el empleado a pesar de que la causa para el despido las conoce él, no el trabajador.

Muchas veces una persona es despedida sin saber la razón. ¿Cómo entonces va a probar que su despido fue injustificado? ¿No es el patrono el que tomó la decisión y, por tanto, sabe las razones del despido?

Si se cambia este sistema miles de despidos ilegales quedarán sin castigar porque el empleado no puede probar su caso.

Segundo, la ley establece una lista limitada de razones que podrían justificar un despido. Cualquier razón floja del patrono no bastará. También se exige disciplina progresiva de forma que, excepto en casos graves, una sola falta no justifique privar a un ser humano de su sustento.

Hoy los patronos quieren hacer más fácil el despido injustificado. Ni hablar de extender el periodo probatorio de 90 días a 18 meses, periodo donde la Ley 80 no aplica. Por más de 85 años, en Puerto Rico hemos castigado el despido injustificado. Hacerlo más fácil no revivirá la economía; sólo perpetuar á el abuso.

Otras columnas de Jorge Farinacci Fernós

miércoles, 10 de octubre de 2018

Un mundo al revés

El abogado Jorge Farinacci reflexiona sobre los gérmenes de una crisis en la que prima el odio en vez de la inclusión y el individualismo antes que la comunidad

martes, 28 de agosto de 2018

El extremismo de centro en el debate relevante

El licenciado Jorge Farinacci sugiere cautela con las posiciones de centro al debatir y proponer alternativas en asuntos políticos, económicos, sociales o culturales

💬Ver 0 comentarios