Manuel G. Avilés Santiago
💬 0

Analfabetismo digital

Si el 2018 no ha despuntado con la suerte que esperaba, tal vez esté pagando las consecuencias de haber roto aquella cadena de oración que le enviaron a través de Facebook. Pero no pierda la esperanza, quizás esté a tiempo de truncar el maleficio digital si comparte con al menos cien personas la milagrosa imagen de algún arcángel.

Este tipo de sortilegio mediático, aunque absurdo para muchos, es una de tantas narrativas que circulan a diario en nuestras redes sociales. Seducidos por la inmediatez de la información, así como por su carácter milagroso y sensacionalista, muchos hemos compartido este tipo de contenido, esperanzados en curar nuestros males con pociones mágicas de vinagre y limón.

Pero entre el inofensivo remedio casero y la brujería virtual circula también toda una serie reportajes pseudoinformativos que se construyen desde el mercadeo de los miedos y las emociones fáciles. Etiquetados como “fake news”, este tipo de noticias falsas ha dinamitado el periodismo serio e investigativo y erosionado el rol de la prensa.

Pero esta problemática no es exclusiva de las empresas mediáticas, ya que este tipo de información existe porque hay quienes la consumen y circulan a diario como resultado de una traba aún más compleja: el analfabetismo digital. Por analfabetismo digital, no me refiero únicamente a la carencia de destrezas para acceder a un teléfono móvil o laptop y ser parte de las redes sociales.

Las nuevas plataformas de socialización, producción, circulación y consumo de información demandan la creación de saberes que propendan a una audiencia capaz de realizar lecturas críticas del contenido que comparte en sus redes.

Solo así seremos capaces de discernir entre periodismo serio y prensa amarillista, de distinguir la ficción y fantasía, y percatarnos de aquella nota que compartimos como noticia de última hora era de hace tres años.

Otras columnas de Manuel G. Avilés Santiago

martes, 31 de julio de 2018

Esta es Mi Escuela

El profesor Manuel G. Avilés Santiago indica que en Puerto Rico la representación de la escuela se limita a la noticia del cierre, del despido, o de la falta de recursos en los planteles

martes, 17 de julio de 2018

¡Ese bendito celular!

El profesor Manuel G. Avilés Santiago explica cómo el celular se ha convertido en un instrumento revelador de atropellos

martes, 19 de junio de 2018

Vacío para los niños

El profesor Manuel Avilés Santiago expone la importancia de programación de televisión local dirigida a los niños como factor crucial para su desarrollo. Plantea que la ausencia de estas producciones genera un vaciamiento en la imaginación sociocultural

💬Ver 0 comentarios