Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Andro Simounet: guerrero de Barranquilla

Andronick “Andro” Simounet debe ser uno de los atletas boricuas más bravos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla 2018.

Simounet, quien lleva más de una década representando a Puerto Rico en el deporte de bolos a nivel internacional y en la NCAA (con los Warriors de Webber International University), camina estos días por las calles de Cali, Colombia, con el pecho henchido por representar a Puerto Rico, no empece a que está en pleno tratamiento para combatir un cáncer de colon que le requirió una operación en octubre pasado.

Entonces, lo que pareció ser una gastritis, le fue diagnosticado como un severo y agresivo cáncer. Le encontraron dos tumores malignos en el área del estómago, por lo que fue intervenido quirúrgicamente.

Esa semana, su padre Andy —un exjefe de Fotografía de El Nuevo Día— y su madre Lucy habían llegado a Florida, Estados Unidos, para pasar unos días con su hijo, tras el huracán María causar estragos en Puerto Rico.

Tuvieron que regresar a la isla para entregar un apartamento alquilado y casi regalar todas sus pertenencias, para entonces volver a Florida.

La prioridad era atender a Andro, un joven de 33 años y 6’2” de estatura, quien entró al quirófano pesando 230 libras, y tras la operación, rebajó hasta estar por debajo de las 190 libras.

Un guerrero, con el corazón puesto en defender la bandera de Puerto Rico, Simounet se concentró en recuperarse y comenzó a entrenar de a poquito. A finales de noviembre del 2017 representaría a Puerto Rico en el Mundial, de Las Vegas, Nevada, a casi mes y medio de la operación. Y “tras rogar” y obtener el permiso de su cirujano y oncólogo, fue a la competencia. Le sugirieron que usara una faja especial, y que al menor indicio de sentir dolor, por el esfuerzo de lanzar la bola, se quitara de la competencia.

Más de 40 países, participaron en el Mundial. Entre esa crema y nata se codeó Simounet y junto a Ismael Hernández y Cristian Azcona, fueron el noveno mejor equipo del mundo en la modalidad de tríos.

Pero Simounet aspiraba a más: Barranquilla 2018. Y hoy día, en pleno tratamiento de quimioterapia, su doctor y el oncólogo que lo atienden en Florida, le dieron el permiso para asistir a la competencia. El Copur también tuvo que intervenir. Tan pronto termine, a su regreso, ya el 10 de agosto, nuevamente vuelve a la sesiones de quimio.

En Barranquilla, ya Andro casi acaricia el bronce. En la dupla con Francisco Valiente, arribaron cuartos, a seis puntos del bronce, con 2,693 puntos, tras estar dominando la competencia en los primeros cuatro juegos de seis. Venezuela ganó el oro (2,742).

Andro, quien ganó dos oros y un bronce en Mayagüez 2010, competiría en trío ayer lunes, le resta competir por equipos, y puede que se cuele en la gran final. Pero, gane o no medalla, nadie debe negarle la presea dorada como todo un verdadero guerrero de la vida y de su patria.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 22 de enero de 2019

Con una buena baraja bajo la manga

En diciembre del 2018, la Junta de Directores del BSN determinó que impondría un nuevo tope salarial de $40,000 para el torneo. A inicios de este mes, la Asociación de Jugadores aprobó un voto de huelga de mantenerse este nuevo tope salarial y la pasada semana su presidente, Carlos Rivera, insistió en que se debería jugar con el tope salarial del 2018, es decir $60,000. Un día más tarde de las declaraciones de Rivera, algunos apoderados del BSN volvieron a insistir en defender el tope salarial justificando que algunas franquicias no podrían cumplir económicamente con los compromisos de un tope salarial de $60,000. Y fueron a más… si los jugadores quieren resolver el asunto, que traigan soluciones.

martes, 8 de enero de 2019

$40,000 por jugar en el BSN, ¿buen negocio?

Dos tormentas, de nombres Irma y María, junto a una Junta de Supervisión Fiscal impuesta por el gobierno federal, trajeron unos lodazales que amenazan con darle un azote a los cimientos del Baloncesto Superior Nacional (BSN), que no sufre un fuerte percance desde los tiempos del caso federal de David Ponce en 1984.

💬Ver 0 comentarios