Juan Zaragoza

Tribuna Invitada

Por Juan Zaragoza
💬 0

APP: un milagro repetido

Nuestra fascinación centenaria con las soluciones simples y sencillas a problemas complejos será objeto algún día de estudio y de análisis. El investigador se enfocará especialmente en el efecto que tienen en este pueblo las soluciones que vienen de afuera, ya sea del Norte o del cielo (aunque para algunos es lo mismo) y que como un milagro resuelven o prometen resolver todos nuestros problemas.

En las pasadas décadas, el milagro ha venido cada vez más del Norte, a tal grado que nos sorprende y ofende cuando el hacedor de milagros no nos concede el pedido de turno. Materia de estudio será no solo el efecto del milagro cuando ocurre (o creemos que ocurre), sino el efecto somnífero que ejerce la anticipación de su llegada.

Entre los milagros venideros más sonados recientemente están las alianzas público privadas o APP, como también se les conoce. Este milagro ya había pasado por nuestras playas, pero hizo muy poco. A éstas se les atribuye el potencial de crear cientos de miles de empleos y reactivar la economía casi por arte de magia. Claro está, muchos de los que las alaban son precisamente los que cuentan con aprovecharse de la bonanza que provocan.

Podemos reconocer el beneficio potencial de las APP a nuestra economía, pero no son una varita mágica, sino apenas una de varias herramientas que, de forma coordinada, pueden atender los problemas de flujo de efectivo, infraestructura, eficiencia y creación de empleos.

Una APP, según lo define el Banco Mundial, es un contrato a largo plazo entre una entidad privada y el gobierno para proveer un activo o un servicio en el cual la entidad privada asume riesgos y responsabilidades significativas. Asimismo, su ganancia dependerá de la eficiencia con la que se haga el trabajo.

Las APP son muy útiles como fuente de capital cuando el Gobierno no tiene acceso a financiamiento, como es nuestro caso. También son efectivas en la administración de operaciones cuando el Gobierno no posee la capacidad técnica y gerencial para operar.

Por esto, un contrato para la construcción de escuelas no es una APP; tampoco la construcción del puente Teodoro Moscoso sin riesgos de pérdida, y menos aún la venta de una operación del Gobierno, como fue la Telefónica. En cambio, una APP es la construcción de infraestructura como carreteras a cambio de una porción de los peajes futuros; o la administración y mantenimiento de facilidades como puentes, carreteras y coliseos, a cambio de una porción de lo que estos generen. En servicios, un ejemplo de APP sería operar la lotería, a cambio de un por ciento de la jugada futura que se genere, sea mucha o sea poca. A veces también las APP sirven como fuente de efectivo, como fue el caso del aeropuerto donde se endulzó el contrato con un pago sustancial al firmar, adelantando así lo que generaría la operación en el futuro.

La situación que enfrenta el país nos obliga a poner sobre la mesa todas las herramientas posibles de desarrollo. Es cuestión de ser flexibles pero realistas, y entender que no hay varita mágica que nos saque de este hoyo.

Las APP son el milagro de turno que hoy nos fascina. No me sorprendería que se encuentre la raíz de nuestra fascinación por los milagros en aquel asesor de Agüeybaná, que le aconsejaba ofrendar a Yocahú, dios de la yuca, para salvar la cosecha que se perdía. Tal vez todo empezó con la llegada del americano en 1898, o con el programa Manos a la Obra, las petroquímicas y quizá las 936.

A fin de cuentas, milagro tras milagro, incluyendo algunos que nunca cuajaron y otros que se repiten. Oremos…

Otras columnas de Juan Zaragoza

viernes, 5 de abril de 2019

Servir a Puerto Rico

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expone sus razones para aspirar a la candidatura a la gobernación por el Partido Popular Democrático

lunes, 25 de marzo de 2019

En auge el “guiso” tecnológico

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza plantea que alcanzar desarrollo económico sostenible depende de un gobierno ágil, moderno, transparente, sensible y riguroso en la inversión de los fondos que aportan los contribuyentes.

viernes, 8 de marzo de 2019

La fusión de OGP y Hacienda

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expone reparos a la propuesta de consolidar las funciones del Secretario de Hacienda y la del director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto

martes, 12 de febrero de 2019

El bizcocho de Cofina

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza considera que el acuerdo de Cofina fue más bondadoso con los bonistas que con Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios