Julio Fontanet

Tribuna Invitada

Por Julio Fontanet
💬 0

A procurar la “normalidad”

T odo Puerto Rico está devastado por el huracán María. La recuperación será distinta para los ciudadanos dependiendo de sus respectivas circunstancias. Lo que es igual para todos es que estamos distantes de lo podemos llamar nuestra “normalidad”.

No obstante, para mí es relativamente claro que la normalidad no va a llegar por sí sola; hay que lanzarse a buscarla.

Hay dos historias inspiradoras que nos ilustran el camino y la actitud a asumir para lograr o, mejor dicho, para forzar la normalidad. En el siglo XVI, Fray Luis de León, destacado humanista que impartía clases en la Universidad de Salamanca, fue arrestado por la Inquisición por traducir libros no autorizados y hacer expresiones que no eran del agrado de los que ostentaban el poder. Luego de cinco años de cárcel, regresó inmediatamente a su cátedra y lo primero que dijo a sus estudiantes al comenzar fue “Como decíamos ayer…”, interlocución célebre desde entonces. Para Fray Luis de León volver a la normalidad era regresar a sus estudiantes y repetir la frase con la que comenzaba todas sus clases.

Circunstancias similares vivió el filósofo y escritor vasco Miguel de Unamuno cuando en 1923 fue arrestado y removido de su puesto en la misma Universidad de Salamanca por autoridades leales al dictador Miguel Primo de Rivera. Al igual que Fray Luis de León, Unamuno tenía la “mala costumbre” de denunciar lo que le parecía injusto y criticar lo que le parecía incorrecto sin importar a quién o a quiénes pudiera incomodar. Fue exilado a Islas Canarias por siete años. Al caer la dictadura, regresó a la cátedra. Sus primeras palabras a sus estudiantes fueron las pronunciadas siglos antes por Fray Luis: “Como decíamos ayer…”.

Ambas historias nos demuestran que no importa lo acontecido, lo azaroso de lo que se vivió o se vive, sencillamente hay que continuar con entereza con lo que constituye nuestra vida dentro de las circunstancias existentes. No se puede esperar a tener las condiciones que existían antes del huracán para volver a la normalidad. Ésas ya no volverán. Esa mentalidad hay que superarla. Se requerirá mucho esfuerzo y sacrificios; y, sobre todo, una dosis muy grande de solidaridad.

Por otra parte, sería un gran desperdicio no repasar algunas de las lecciones aprendidas del huracán María —y de Irma, y de José y de los demás huracanes que los precedieron— pues hay que tomarlas en consideración en el proceso de reconstrucción del país. Destacamos solo algunas. La primera es que el calentamiento global no son pamplinas de ecologistas y ambientalistas, y que ya es patético el financiamiento que las grandes compañías que viven de los combustibles fósiles proveen para que científicos y empresas nieguen ese fenómeno climático de consecuencias desastrosas en todo el planeta.

En esa misma dirección, resulta también evidente nuestra dependencia de dicho tipo de combustible, que importamos en su totalidad, a pesar de que hay otras formas de producir energía con fuentes renovables, tan accesibles en nuestro país. Asimismo, es hora de internalizar que debemos aprender a convivir con la naturaleza, a respetar los cauces de los ríos y las zonas marítimo-terrestres ya que, tarde o temprano, volverán a reclamar su espacio. Tampoco olvidemos que vivimos en el mismo medio del camino de tantas futuras tormentas y huracanes, por lo que debe promoverse decididamente la instalación de cableado eléctrico soterrado, que, aunque sea más costosa inicialmente, a largo plazo será más eficiente económica y humanamente.

La Ley de Cabotaje requiere una mención especial. Su aplicación es tan onerosa a todos que tuvo que ser suspendida como consecuencia de la catástrofe, lo que constituye la evidencia más elocuente de lo anacrónico que resulta su aplicación a Puerto Rico.

Así, pues, en el proceso de forzar la normalidad, aprovechemos la oportunidad para que el país que reconstruimos sea mejor que el que teníamos.

Otras columnas de Julio Fontanet

domingo, 10 de septiembre de 2017

El voleibol y la Junta

El catedrático de derecho Julio E. Fontanet le cuestiona a la Junta los recortes que realizan a entidades sin fines de lucro y al Comité Olímpico

viernes, 18 de agosto de 2017

¿Es culpa de la primera enmienda?

El catedrático de derecho Julio Fontanet analiza los recientes incidentes de violencia racista en Estados Unidos desde una perspectiva constitucional

jueves, 3 de agosto de 2017

Conflictos y abuso de poder en la era Trump

El catedrático de derecho, Julio Fontanet, comenta sobre la investigación en marcha al presidente Donald Trump y cómo la situación expone un panorama preocupante respecto al poder que ejerce.

💬Ver 0 comentarios