Raúl A. Pérez Rivera

Tribuna Invitada

Por Raúl A. Pérez Rivera
💬 0

Aprovechar y proteger la Isla de Mona

El domingo pasado El Nuevo Día publicó un excelente artículo sobre Isla de Mona. La llamada Galápagos del Caribe tiene una vegetación muy particular que es una combinación de la que encontramos en la Española y Puerto Rico. Su fauna también es muy singular, incluyendo la emblemática iguana de Mona. Hay eventos como la cobada (miles de cobos saliendo a la vez para reproducirse), que es único en territorio puertorriqueño. Sus arrecifes son espectaculares. Su geología, donde predomina la caliza, ha dado origen a bajuras y cuevas, muchas de estas con petroglifos. No menos importante, su historia, desde los asentamientos taínos, hasta la explotación del guano, e historia de sus más recientes habitantes, es interesantísima.

Hace años que no visito la isla, pero previo a esto hacía, al menos, dos visitas al año y no hubo una sola ocasión en que no descubriéramos algo nuevo para la ciencia, lo que dio lugar a publicaciones. Sin lugar a dudas, un paraíso para los investigadores y con potencial para convertirse en un centro de investigación de calidad mundial. Dicho sea de paso, ya hay un laboratorio que hay que restaurar y equiparlo mejor, lo que se pudiera hacer a través de acuerdos cooperativos con universidades e instituciones de investigación.

Entiendo que la conservación de sus recursos naturales y la investigación deberían ser los principales objetivos de utilización de Mona, no el asunto de convertirla en un icono ecoturístico. No es que no se pueda hacer, sino que hay que atemperarlo a la islita y planificarlo con mucho cuidado. Por ejemplo, actualmente no se permiten más de 100 personas en la isla a la vez. Pero no creo que se haya hecho un estudio para determinar la cantidad de visitantes que puede aguantar la isla (capacidad de acarreo) sin que se le cause daño a su fauna, flora o medioambiente.

Entiendo que la construcción de un hotel (¿es necesario?), el asfaltar la pista de aterrizaje (un asunto de seguridad), ensanchar veredas, incrementar el uso de vehículos y aumentar el flujo de personas en la isla pudiera estar reñido con los objetivos de conservar los recursos naturales de la isla y convertirla en un gran centro de investigación. Cabe señalar que todavía sigue siendo un problema la destrucción accidental de nidos de tortugas y el disturbio a las aves marinas y mariquitas durante su época de reproducción por parte de visitantes.

En Mona hay una temporada de cacería con el objetivo de mantener controladas las poblaciones de cerdos y cabros, que son un problema para la flora y la fauna nativa. Esto hay que atenderlo para garantizar la actividad y la seguridad de los turistas.

Mona es un lugar inhóspito, con altas temperaturas, sin fuentes de agua dulce y donde hay plantas y animales venenosos. Mucha gente se ha perdido en Mona y otros tantos han perdido su vida. Esto representa problemas potenciales que hay que resolver.

La islita sigue siendo un lugar de parada por indocumentados y aquellos que transportan drogas hacia Puerto Rico. Otro problema que necesita trabajarse. Me pregunto si ante la situación económica actual, y los problemas de control de criminalidad en la isla principal, esto sería factible.

Mona es muy diferente al resto de nuestra isla, y fuera de un pequeño grupo de profesionales, no creo haya los guías en Puerto Rico, con la suficiente preparación para ofrecerle seguridad al turista, una visita de calidad y a la misma vez asegurar la protección de los recursos tan delicados de la islita. La Universidad de Puerto Rico en Humacao pudiera preparar los futuros guías para trabajar en Mona, ofreciendo cursos especiales a estudiantes del Programa de Manejo de Vida Silvestre y Biología Marina, e incluyendo una pasantía o internado en la islita, como parte de un acuerdo cooperativo entre la UPR y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA). Esto garantizaría la preparación de personal idóneo, y daría una oportunidad de empleo o de poner su propio negocio a egresados de la universidad.

Recomiendo a los que están planificando la actividad de turismo para Mona estudiar el modelo que, actualmente, se utiliza en las islas Galápagos. 

Otras columnas de Raúl A. Pérez Rivera

jueves, 17 de agosto de 2017

El fraude al gobierno no es nuevo

El profesor universitario Raúl A. Pérez Rivera comenta sobre la evasión contributiva en Puerto Rico, mal que no es una novedad del siglo 21

💬Ver 0 comentarios