Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Apuestas de no creerse

Cuando se refiere al deporte, la palabra fanático tiene una definición clara y marcada, pero siempre hay quien estira la devoción por su equipo o atleta favorito a extremos que rayan en la locura.

Sabido es que en el deporte profesional hay casas de apuestas lícitas en las que existe un control sobre lo que se apuesta y se gana. Pero también están las apuestas amistosas, de esas en que se juega una cena, una caja de cerveza, una botella de vino o un reto personal entre apostadores… Es aquí que Juan Fanático a veces se extralimita, cuando trata de mostrar toda la pasión del mundo en favor de su equipo o su atleta preferido y apuesta con pasión más que con la cabeza.

De apuestas raras en el mundo del deporte hay miles de ejemplos. Por ejemplo, para el Mundial de Fútbol 2014 celebrado en Brasil, 167 personas apostaron a que el jugador uruguayo, Luis Suárez, mordería a uno de sus rivales… y en efecto, ganaron su apuesta. Suárez mordió al italiano Giorgio Chiellini en el torneo.

Recientemente me enteré de una apuesta amistosa que hiciera un veterano mesero del restaurant El Kampestre, ubicado en Levittown, Toa Baja. Francisco Díaz, mejor conocido como Pepé, es fanático de los Yankees de Nueva York a rabiar y claro está no quiere saber del resto de los equipos. Sobre todos, odia y maldice a los Medias Rojas de Boston a la mínima oportunidad.

Pues Pepé hizo una de las apuestas amistosas más arriesgadas que yo haya escuchado. Apostó $100 con uno de sus panas a que en la temporada de 2018 NADIE blanquea a los Yankees.

Tal vez Pepé no lo sabe, pero desde el 2008 hasta el 2017, los Yankees han sido blanqueados en un total de 79 ocasiones: 8 en 2008, 5 en 2009, 8 en 2010, 8 en 2011, 6 en 2012, 12 en 2013, 10 en 2014, 6 en 2015, 13 en 2016 y 3 en 2017. Pero ahí no queda la cosa. Pepé me dijo que apostó dos botellas de vino “de las caras” a que los Yankees jugarán este año en la Serie Mundial.

Pepé es, sin duda, un fanático de esos puros a los que hay que respetarle su pasión... y su falta de cordura.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 18 de septiembre de 2018

Los lanzadores ambidextros son una rareza en el béisbol

Quienes hayan leído el libro El camino a casa…mi vida con los Yankees, del exreceptor de Nueva York, Jorge Posada hijo, saben por las duras situaciones que pasó en su adolescencia en su meta por convertirse en un jugador de Grandes Ligas, bajo ‘el látigo implacable’ de su padre.

martes, 14 de agosto de 2018

Los nerds están matando el béisbol

Juan “Igor” González fue claro al definirse como dirigente de Puerto Rico en el béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia: “(Soy) un dirigente que trabaja con las cosas pequeñas del béisbol, esas que a veces ya ni se usan. Si tengo que tocar para adelantar un corredor, lo haré, un bateo y corrido, que si robar una base, traer un zurdo contra un zurdo, etcétera… Así es que yo juego esto, combinado, claro está, con la pelota moderna. Pero, lo importante es hacer carreras como sea. Así dirijo”.

💬Ver 0 comentarios