Ángel Peña Ramírez

Tribuna Invitada

Por Ángel Peña Ramírez
💬 0

A reenfocar la reconstrucción de la red eléctrica

La recién anunciada renuncia de Ricardo Ramos a la dirección ejecutiva de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) nos ofrece una oportunidad de renfocar los programas de reconstrucción de la red eléctrica, destruida casi en su totalidad por el impacto del huracán María el pasado mes de septiembre.

Sin entrar en las ejecutorias de este funcionario, la realidad es que la AEE enfrenta un reto sin precedente, nunca antes visto en nuestra historia moderna. María no fue Hugo en 1989 o Georges en 1998. Este huracán fue, según admitido por la Agencia Federal para el Manejo de Desastres, FEMA, por sus siglas en inglés, el peor desastre natural en la historia de los Estados Unidos.

El puertorriqueño entiende lo que nos pasó y sabemos que recupéranos tomara tiempo, pero necesitamos ver acciones concretas que nos brinden esperanzas de que pronto se restablecerán los servicios de agua y electricidad.

La tarea principal de la persona que venga a dirigir los destinos de esta vital corporación pública debe ser restaurar del servicio eléctrico en todo Puerto Rico, sin excepciones y sin dejar un solo de los llamados bolsillos a oscuras. Sabemos los problemas que enfrentamos: un sistema eléctrico en el piso debido en gran parte a la falta de mantenimiento durante los pasados cuatro años, unido a una crasa carencia de equipo y materiales, incluyendo postes y cablería, entre otros.

Tenemos que reconocer la labor titánica que han realizado las brigadas de la Autoridad para rehabilitar el sistema durante estos pasados 56 días. Sin embargo, necesitamos más. La zona este, particularmente los municipios de Las Piedras, Juncos y San Lorenzo, está casi totalmente a oscuras todavía y queremos ver un plan de acción para mitigar esta situación.

No pedimos algo que no esté fuera de las posibilidades de la Autoridad, y más ahora que cuenta con la ayuda de decenas de nuevas brigadas de trabajo provenientes de diferentes estados. Es imperativo que el nuevo director ejecutivo brinde detalles al pueblo sobre cómo y cuándo podemos esperar el servicio de electricidad en los mencionados municipios. Los residentes de estas zonas, así como los comerciantes necesitan saber los detalles de los trabajos que se realizan para subir la luz.

La Autoridad debe establecer métricas para estos pueblos. También se tiene que delinear un programa de almacenamiento estratégico de equipo, como postes, cables y herramientas, en alguno de estos pueblos, para así hacer más fácil la función de trabajar en el tendido eléctrico y que lo que sucedió con María no vuelva acontecer. Ese es el reto de quien dirigía la AEE y estamos confiados que se cumplirá. 

Otras columnas de Ángel Peña Ramírez

jueves, 28 de diciembre de 2017

¿Qué aprendimos en el año que se va?

El representante Ángel Peña cita lecciones sobre el turbulento 2017 en Puerto Rico y destaca retos gubernamentales tras el golpe del huracán María.

💬Ver 0 comentarios