Sonny Perdue

Tribuna Invitada

Por Sonny Perdue
💬 0

A restablecer el sector agrícola

Cuando el huracán María azotó a Puerto Rico el año pasado, su devastación fue generalizada e inmediatamente creó la necesidad de una larga recuperación. Las tierras de cultivo fueron arrasadas en toda la isla, al igual que los medios de subsistencia de muchos puertorriqueños. Visité el país recientemente para verificar el progreso de la recuperación y los esfuerzos continuos para ayudar a los residentes después de la tormenta.

La agricultura significa más para Puerto Rico que meramente aves de corral, productos lácteos, café, plátanos y otras frutas. Proporciona el sabor de su cultura y es una fuente de orgullo para quienes cultivan los campos y cuidan de sus animales. En los muchos meses desde que pasó el huracán, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) ha trabajado incansablemente para restaurar el sector agrícola en Puerto Rico y devolverlo a la prosperidad.

Como sabemos ahora muy bien, el alcance del daño fue desastroso. El Departamento de Agricultura de Puerto Rico calculó que la tormenta había destruido todo los plátanos y guineos de la isla como también el 99% del café, las frutas y las verduras. La Administración Trump inmediatamente tomó medidas para ayudar.

Antes de que llegara el huracán, el presidente Donald J. Trump autorizó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) a coordinar los recursos federales necesarios para apoyar a Puerto Rico. Después de que los vientos de la tormenta disminuyeron, el USDA se unió a los esfuerzos locales, estatales y federales para ayudar a los afectados. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, solicitó ayuda adicional al USDA por lo que inmediatamente enviamos a uno de los nuestros, el puertorriqueño Carlos Suárez desde California, para que fuera la persona de contacto del USDA en Puerto Rico. USDA pudo trabajar sin problemas con el gobernador, Ricardo Rosselló; el secretario de Agricultura, Carlos Flores; la comisionada residente, Jenniffer González Colón y otros funcionarios locales en la isla. Todos compartimos el mismo objetivo de lograr que el pueblo de Puerto Rico volviera a ponerse en pie lo más pronto posible, lo que nos permitió cortar la burocracia gubernamental y crear soluciones reales.

Empleados bilingües del USDA establecieron una línea telefónica directa para recuperación de desastres, con personal las 24 horas, para ayudar a los agricultores a obtener asistencia. Trabajamos con funcionarios agrícolas locales para conectar a más de 3,000 productores con asistencia de emergencia, recibimos más de 2,000 solicitudes de los agricultores de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE.UU. para el Programa de Incentivos de Calidad Ambiental de Emergencia —aproximadamente tres veces más que en años normales— y proveer millones de dólares en fondos para ayudar a revitalizar la economía de la isla. Además, los puertorriqueños pueden acceder a $2,000 millones en fondos disponibles para los productores agrícolas afectados por incendios forestales y huracanes en 2017.

Durante mi visita, me reuní con algunos de los agricultores y productores agrícolas puertorriqueños que trabajan arduamente para hacer grandes esfuerzos por restablecer sus operaciones. La capacidad de recuperación de los puertorriqueños fue inspirador y fue alentador ver que los recursos provistos por el USDA se están poniendo a trabajar sobre el terreno.

Nuestra primera parada fue una breve en un puente sobre el río Cibuco para ver un proyecto financiado a través del Servicio de Conservación de Recursos Naturales del USDA en colaboración con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para eliminar los escombros que habían causado inundaciones en las carreteras y áreas aledañas. Vimos una vaquería, donde están utilizando el Programa de Indemnización Ganadera y el Programa de Asistencia a Productores de Leche de Puerto Rico del USDA para ayudar a reanudar el funcionamiento normal de la misma. También visitamos una granja avícola de producción de huevos que cuenta con la ayuda de tres de nuestras agencias, la Agencia de Servicios al Agricultor (FSA), la Agencia para el Desarrollo Rural (RD) y el Servicio Nacional de Conservación de Recursos Naturales (NRCS). Finalmente, pudimos ver una finca de café devastada por la tormenta, donde están trabajando no solo para restaurar la operación sino también para germinar semillas para los esfuerzos de restauración de plantaciones de café y ayudar en la recuperación de la economía agrícola general de la isla.

Si los agricultores en Puerto Rico que no están recibiendo asistencia del USDA para reconstruir y quisieran hacerlo, aún pueden solicitar esta asistencia. A través del Programa de Indemnización por Incendios y Huracanes 2017, autorizado por el Congreso a principios de este año, los productores agrícolas pueden recibir asistencia por daños causados a cualquier cultivo, árboles, arbustos o enredaderas como resultado de los huracanes Irma y María.

Si usted es un productor agrícola en la isla e interesa obtener más información sobre este programa, sugiero que se ponga en contacto con su centro de servicio local de USDA. Puede encontrar el centro de servicio de su comunidad utilizando el Localizador de Centros de Servicio del USDA, en línea en www.farmers.gov.

El trabajo de reconstrucción de Puerto Rico después de los huracanes Irma y María continúa. De la misma manera, el USDA trabajará junto con nuestros socios locales y estatales para restablecer el vibrante sector agrícola del que disfrutó la isla hace apenas un año.

Otras columnas de Sonny Perdue

💬Ver 0 comentarios