Hiram Sánchez Martínez

Punto de vista

Por Hiram Sánchez Martínez
💬 0

Argumentos de parte y parte

Si tuviera que resumir la esencia de los argumentos que presentaron los alegatos del Estado Libre Asociado y del gobernador Pedro Pierluisi hoy martes ante el Tribunal Supremo, diría lo siguiente: que la Constitución de Puerto Rico no distingue entre nombramientos de receso y nombramientos permanentes a la hora de definir las prerrogativas y obligaciones de esos cargos, por lo cual la falta de confirmación por la Asamblea Legislativa no constituye impedimento alguno para que un secretario de Estado que fue nombrado de receso asuma el cargo vacante de gobernador(a). En cambio, el alegato del Senado procura establecer una distinción entre ambos tipos de nombramientos, principalmente porque un nombramiento de receso, por ser de carácter transitorio, le priva de su prerrogativa constitucional al Cuerpo de brindar su consejo y consentimiento.

Como es sabido, los abogados son especialistas en interpretar cosas distintas y llegar a conclusiones diferentes leyendo los mismos textos, y esto es exactamente lo mismo que podemos ver en los alegatos de las partes en este caso. Y no olvidemos que los jueces son abogados, incluyendo los del Supremo. Lo digo para quienes se estén preguntando qué resolverá el Tribunal Supremo en torno a la legalidad con que el Lcdo. Pedro Pierluisi ocupa actualmente el cargo de gobernador.

Ninguno de los alegatos cuestiona la facultad que tiene el gobernador -por cierto, de origen constitucional- para nombrar a los secretarios de Gobierno, los cuales requieren el consentimiento del Senado, excepto en cuanto al secretario de Estado, que también requiere el consentimiento de la Cámara de Representantes. Tampoco cuestionan que durante los recesos legislativos el gobernador podrá nombrar a cualquier secretario de Gobierno sin necesidad de confirmación de la Asamblea Legislativa, quien se desempeñará hasta que sea rechazado o finalice la próxima sesión ordinaria, lo primero que ocurra. De modo que hasta el mismo alegato del Procurador General, a nombre del ELA, reconoce, citando la doctrina federal de donde trajimos estas cláusulas constitucionales, que estos nombramientos de receso son realmente temporales (“temporary appointments”).

Leyendo los alegatos he reflexionado sobre las distintas alternativas que tienen los jueces y juezas del Tribunal Supremo para resolver el caso y sigo pensando que es un albur: cualquier cosa puede suceder. El Lcdo. Pierluisi, sin embargo, estaba autorizado por una ley que se presume que es válida mientras no sea declarada inconstitucional por nuestro más alto foro, a tomar posesión del cargo de gobernador. Quien creyera lo contrario podía impugnar su constitucionalidad en los tribunales, justamente lo que ha hecho el Senado. Así es como funcionan nuestras instituciones.

En fin, a mi juicio, los nombramientos de receso son nombramientos temporales por lo que, en ausencia de una expresión categórica en contrario de la Constitución, un nombramiento transitorio no puede convertirse en uno permanente sin que intervenga para autorizarlo la Legislatura. Nada que hubiere sido concebido desde sus inicios para ser temporal puede convertirse, con el solo pasar del tiempo, en algo permanente. Lo mismo que a otros puertorriqueños(as) me preocupa que un cargo de tan elevada importancia pueda ser ocupado sin nuestra participación en las urnas o sin los de aquellos que elegimos para que nos representaran. Esta es la esencia del diseño democrático que queremos para nosotros y para nuestros hijos. Y pienso que este principio de profunda raigambre social y política habrá de dirigir el discernimiento de los jueces y juezas del Tribunal Supremo.

Otras columnas de Hiram Sánchez Martínez

jueves, 8 de agosto de 2019

La gobernación no es cosa de juego

Debemos tener claro que el nombramiento de un nuevo secretario(a) de Estado es prerrogativa de la gobernadora. El país confía en que buscará el mejor candidato(a)

miércoles, 7 de agosto de 2019

Argumentos de parte y parte

Tras leer los alegatos del Senado y del gobierno, cabe llegar a la conclusión de que cualquier cosa puede suceder en el Tribunal Supremo

lunes, 5 de agosto de 2019

¡Al fin en manos de los jueces!

El licenciado Hiram Sánchez destaca la importancia de que la controversia sobre si Pedro Pierluisi ocupa legítimamente el cargo de gobernador sea atendida finalmente por el Tribunal Supremo de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios