Jon Borschow

Tribuna Invitada

Por Jon Borschow
💬 0

Armando el plan de turismo

“Este no es el final, no es ni siquiera el principio del final. Quizás, más bien, es el final del principio.” (Winston Churchill)

Con esta frase, el primer ministro británico comunicó a su pueblo que había concluido el devastador bombardeo de Londres por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Puerto Rico, sin haber sido el blanco de una sola bomba, ha atravesado un período intenso durante el cual su economía se ha deteriorado y una parte importante de su población se ha visto forzada a emigrar. Pero, quizás hemos llegado a ese “final del principio”, un punto decisivo donde la situación empieza a cambiar para bien. Se trata de nuestra economía del visitante.

Por primera vez en más de un año de malas noticias, está aumentando el número de visitantes que llegan a nuestra isla. Parece que las tormentas del zika y la crisis fiscal que, han empañado la imagen de nuestro destino, han comenzado a disiparse y la gente que había dejado de visitar la isla comienza a regresar. Pero en un mundo donde se compite por cada dólar, peso, euro y libra esterlina, la complacencia es el derrotero del fracaso asegurado. Por eso es que ahora nos tenemos que poner a trabajar para que esta leve tendencia se convierta en un torrente de visitantes. Para lograrlo tenemos que transformar la manera en que promocionamos nuestro destino en el mundo.

Este nuevo comienzo está en la creación de la Corporación para la Promoción de Puerto Rico como Destino o DMO. Por primera vez en su historia, el gobierno ha consignado a una organización privada y sin fines de lucro la responsabilidad y el presupuesto para hacer la gestión de mercadeo. Tenemos un año para montar la organización, reclutar el capital humano, desarrollar una estrategia y una marca, y cambiar la manera en que nos proyectamos; usando la tecnología más moderna para visibilizarnos y para interactuar con visitantes potenciales a través del mundo.

Tenemos que dar a conocer, con nuestras narrativas y mitos, el misterio y la magia de Puerto Rico, nuestra humanidad y cultura, para que millones de personas en el planeta vean sus almas y sus sueños reflejados en nuestra oferta de experiencias, en las imágenes cautivadoras que proyectamos, se motiven a venir y estar con nosotros, a visitar a todos los pueblos de la Isla y a quedarse hasta una semana o más. Para ello, Foundation for Puerto Rico ha recopilado una base de datos digital que permitirá visibilizar, en detalles más de 7,500 atracciones, puntos de interés y experiencias a disfrutar en los 78 municipios.

A los que estamos involucrados con el proyecto del DMO nos toca enrollarnos las mangas y ponernos a trabajar. Pero igual, toca a todo Puerto Rico: a cada pueblo, cada comunidad, cada sector, gremio, escuela, universidad, agencia, negocio… hasta cada familia. Porque el “Destino Puerto Rico” somos todos. Tenemos que prepararnos para recibir la visita de nuestros huéspedes no solo enlas playas y en los hoteles, sino en los cascos de los pueblos, en los campos, en los chinchorros y en las cascadas.

Organicémonos para que puedan venir a nuestros festivales, para que bailen al son de nuestra música, aprendan a cocinar con nuestro sabor criollo, compartan con nuestros artistas y artesanos, y sean parte de nuestra vida diurna y nocturna. Tenemos que lograr que nos vean desde allá afuera, que lleguen acá y, como dicen Luis Fonsi y Daddy Yankee: “despacito, despacito” nos conozcan en toda nuestra humanidad, y nos compenetremos hasta que ellos y nosotros seamos “como el imán y el metal”. ¡Empecemos “armando el plan”!

Otras columnas de Jon Borschow

viernes, 17 de noviembre de 2017

María: lecciones de adversidad

Jon Borschow, de Foundation for Puerto Rico, indica que Puerto Rico necesita preparar planes de contingencia ya listos con la ayuda del mejor peritaje para responder ante huracanes.

💬Ver 0 comentarios