Miguel A. Riestra

Tribuna Invitada

Por Miguel A. Riestra
💬 0

Armas de fuego y contradicciones

En Estados Unidos de América, aquellos que defienden el hecho de que todo ciudadano tiene derecho a poseer y cargar un arma y que el estado no debe de intervenir, ni reglamentar este derecho, es conocido como un conservador. Por lo general, pertenece al Partido Republicano. La mayoría son, a la vez, cristianos fundamentalistas.

Aquellos que, por el otro lado, sostienen que la posesión de armas debe ser bien regulada por el estado son considerados como personas liberales y en Estados Unidos, en su mayoría, son demócratas.

Puerto Rico constituye el cuerpo político (¿estado?) donde más controles existen para poder obtener y poseer un arma de fuego. Si lo comparamos con los Estados Unidos de América, Puerto Rico es el más regulado, es el “estado” donde más leyes y reglamentos hay que cumplir para poseer un arma, ya sea un revólver, pistola, rifle o ametralladora.

Siguiendo la lógica anterior, podríamos concluir que Puerto Rico es, pues, el “estado” más liberal, si lo comparamos con los 50 estados de Estados Unidos de América. Sin embargo, si estudiamos el origen de esta legislación boricua, descubriremos que la misma fue históricamente creada con el propósito de evitar que los nacionalistas que luchaban por la libertad de Puerto Rico lograran poseer un arma y para facilitar sus arrestos por violar las leyes que regulaban la posesión de armas.

Estas leyes fueron promovidas por el gobierno de Puerto Rico para evitar que los puertorriqueños imitaran a los norteamericanos; esto es, utilizar las armas de fuego para conseguir su independencia y libertad.

En Puerto Rico las leyes contra la posesión de armas fueron originadas por los que querían conservar el “status quo”, esto es por conservadores.

¿No es esto una contradicción obvia, si nos comparamos con los Estados Unidos?

Otras columnas de Miguel A. Riestra

💬Ver 0 comentarios