Lucy Cruz

Punto de vista

Por Lucy Cruz
💬 0

Aseguremos que no se nos vaya el barco en el Caño

El año que viene se anticipa que los fondos CDBG para la recuperación de desastre empiecen a circular en la economía. Es una gran oportunidad para impulsar la recuperación, revitalización y resiliencia de Puerto Rico.  

Para las comunidades del Caño Martin Peña que hemos adelantado un plan de desarrollo con el consenso de los residentes y el aval del gobierno, la oportunidad de revitalización está realmente a nuestro alcance. En combinación con los pasos de avance que hemos dado con el dragado del Caño, por primera vez tenemos al alcance la oportunidad de rescatar espacios verdes, con plazas de agua y márgenes de 100 metros de mangle que servirían para proteger a las comunidades de tormentas e inundaciones. Tenemos modelos de vivienda diseñadas para mitigar los efectos del cambio climático. En el corazón de San Juan, habría una comunidad llena de vida, con oportunidad de revitalización económica y sitios de esparcimiento para todos, residentes y visitantes, ya sea si vienen de Patillas, Boston o Bélgica. 

Los fondos de CDBG no son para usar en el dragado, servirían para adelantar los pasos que son necesarios en infraestructura, en construcción de vivienda, espacios públicos y calles. El plan de Desarrollo Integral del Caño Martín Peña, donde residen aproximadamente 20,000 personas, no es algo hecho a la ligera. Ha contado con el liderato de la comunidad y el insumo de planificadores urbanos, arquitectos, ingenieros, científicos y estudios validados por el gobierno. Ya se han reubicado más de 400 familias que vivían en las márgenes del Caño en condiciones precarias. Ha sido un proceso trabajado de cerca por la comunidad, con apoyo del Proyecto Enlace, para el beneficio de las familias afectadas. 

Por eso nos llama la atención que en el Plan de Acción para los fondos CDBG diseñado por el Departamento de la Vivienda no hay espacio para nosotros, con todo y que la política pública del país ha sido avalar la revitalización del Distrito del Caño. Según el plan, no se puede invertir en la comunidad porque está en una zona inundable. Esa negativa no es federal, es del Departamento de la Vivienda de Puerto Rico. 

Siempre y cuando se mitigue, no hay problema con invertir los fondos federales en un sector como el Caño. Una hoja de datos de CDBG-DR indica que los fondos deben usarse en las áreas más impactadas y afligidas para uso en recuperación a largo plazo, restauración de infraestructura, vivienda y revitalización económica. Cumplimos con todos esos puntos. Una inversión en el Caño es una inversión con beneficios para todo el país por el lugar estratégico en donde nos encontramos, en el cual se conectan los cuerpos de agua del Estuario de la Bahía de San Juan.  

Invitamos a la gobernadora a que nos visite en compañía del secretario de la Vivienda. Estamos listos para contestar cualquier duda que pueda tener. Cambiemos el Plan de Acciónpara asegurar que el barco del Caño no se vaya sin nosotros. El momento es ahora.

Otras columnas de Lucy Cruz

💬Ver 0 comentarios