Tere Montes

Punto de Vista

Por Tere Montes
💬 0

Atemperarse al 2020

Jamás imaginé que a mis 57 años tendría un torbellino de ideas en la cabeza, urgiéndome explorar y lanzarme a retos nuevos.

La llegada de mis 50 fue alegre. Me preparé para recibirlos con los brazos abiertos.  Comparo los cincuentas plateados con el gran salto de la escuela superior a la universidad. Brinda un sentido de independencia.

Por fin, ya no uso filtros en mis palabras ni pienso en el qué dirán, pues ya soy mayorcita. Tampoco abuso del uso de filtros en redes sociales; pues siento orgullo siendo cada vez más natural, brillando con mis canas.

Me junto con personas que están en la misma sintonía que yo para conversar y retarnos cada día. No todos estamos hechos para quedarnos en un sillón delante del televisor o ser esclavos de la rutina.

Hay muchas personas como yo, inquietas y curiosas, con deseos de aprender formas nuevas de hacer las cosas. Hay quienes lo hacen por decisión y otros por obligación debido al alto costo de vida.  Yo aplico el refrán: “Tengo el gusto de champán y el presupuesto de maví”. Y me doy cuenta de que muchos estamos en las mismas circunstancias.

Así, entre chistes y anécdotas, descubro que administrar el tiempo adecuadamente me brinda estructura para aprovecharlo. El tiempo no lo podemos almacenar. Es crucial su buen uso. Por eso, cuando decidimos renovarnos es necesario la planificación y escribir las metas. Así pueden medir sus avances e identificar las dificultades para dedicarle más tiempo o recurrir a otra alternativa.

Es tiempo de renovarse y atemperarse a los tiempos. Llega una nueva década y tenemos la capacidad de disfrutarla en armonía.

Aproveche la opción de aprender, conocer y reconstruir una ruta nueva en el 2020. Es una nueva década para innovar con pasatiempos y proyectos con alegría. Tenemos experiencias que serán nuestro “back up” para reiniciar.

Explore rutas de reinvención. Estudie, lea y practique.  Motívese a darse un “up date”. Despierte talentos dormidos y atrévase a dar el salto a la nueva década, quizás como consultor en línea, asistente virtual, administrador de redes, vendedor en línea o en otras oportunidades que nacen cada año.

Otras columnas de Tere Montes

💬Ver 0 comentarios