Ana Helvia Quintero

Tribuna Invitada

Por Ana Helvia Quintero
💬 0

Autonomía para las escuelas

El proyecto para descentralizar el Departamento de Educación en ocho regiones educativas, facilitando que las decisiones administrativas se acerquen más a las escuelas es un paso positivo.

Ahora bien, junto al cambio organizativo se debe dar un cambio en los procesos administrativos, no sea que cambie la organización, pero no los procesos y lo que logremos sea crear ocho “Departamentitos de Educación”.

Un grupo interdisciplinario de profesores del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico hemos estado estudiando a partir de las realidades de la escuela, qué estructura y procesos administrativos son los más apropiados para apoyar las escuelas. A continuación, algunos de nuestros hallazgos que pueden aportar al diseño de la nueva organización.

Los directores tienen múltiples tareas, limitando el tiempo que tienen para ser líderes en mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Se les requiere un exceso de papeleo en los informes, auditorías y monitorias que les resta tiempo para apoyar la enseñanza. En muchas ocasiones la información que se les pide no se utiliza, y en otros casos es información que ya está incluida en el Plan Comprensivo Escolar Auténtico (PCEA).

Para resolver esta situación sugerimos organizar el formato del PCEA para que contenga la información que se le pide en diversos informes durante el año escolar. A la par, trabajar con la plataforma electrónica que permitiese extraer del PCEA la información que necesitan las diversas oficinas del DE. Así una vez el director redacta el PCEA, no tiene que volver a redactar informes cada vez que una oficina necesita información.

Los maestros aprecian el apoyo de los facilitadores para mejorar la enseñanza. Sin embargo, la posibilidad del facilitador ayudar a los maestros de forma continua se minimiza por la gran cantidad de escuelas que tiene a su cargo. Para atender las necesidades del maestro, surgió la idea de que maestros ejemplares apoyaran a sus compañeros en mejorar la enseñanza. Instituir la categoría de maestro mentor, cuya tarea se dividiría entre la enseñanza y el apoyo a sus compañeros.

Las experiencias que han tenido las escuelas al intercambiar con colegas de otras escuelas han sido positivas. El distrito podría convertirse en líder de un equipo colaborativo entre sus escuelas. Podría también trabajar en coordinar y potenciar alianzas entre las escuelas y la comunidad.

De hecho, una de las lecciones que nos ha dejado María es la posibilidad y la conveniencia de fortalecer el vínculo escuela-comunidad. La relación comunidad-escuela que se desarrolló a partir de María, muestra las posibilidades de una verdadera escuela de la comunidad.

Tras el paso de María, la mayor parte de las comunidades, junto al personal escolar, se dio a la tarea de recoger y limpiar sus escuelas. La comunidad tiene mucho que aportar a la escuela: seguridad, mantenimiento, la variedad de talentos de sus miembros.

Las escuelas, a su vez, abrieron sus puertas a la comunidad, al convertirse en centro comunitario. Mostraron la posibilidad de ser centro para el desarrollo de alianzas entre la comunidad e instituciones del gobierno, como los Departamentos de Familia, Salud, Vivienda, Recreación y Deportes; con otras instituciones de la comunidad, como iglesias y grupos comunitarios; con universidades, fundaciones y empresas.

Para optimizar esta relación es preciso dar mayor autonomía a las escuelas, ya que la realidad de cada comunidad es diferente, lo cual hace que las directrices homogéneas del Departamento o de la Región no aplican a todas por igual. De hecho, esta es una lección que no deben olvidar al crear la nueva estructura, si bien debe haber directrices que apliquen a todas las escuelas, es necesario tener la flexibilidad de permitir que cada escuela las aplique de acuerdo a su realidad.

Otras columnas de Ana Helvia Quintero

martes, 13 de noviembre de 2018

El círculo vicioso de la enseñanza sin sentido

Para mejorar la educación, la profesora Ana Helvia Quintero defiende el aprendizaje activo, que parte de las concepciones de los alumnos, en lugar de la técnica de la conferencia de los docentes, que predomina en los salones de clase

jueves, 11 de octubre de 2018

Un nuevo modelo escolar para Puerto Rico

La profesora Ana Helvia Quintero presenta ideas para desarrollar un nuevo modelo educativo que estimule la diversidad de talentos de los estudiantes

lunes, 17 de septiembre de 2018

Soluciones para la UPR ante la crisis fiscal

Ana Helvia Quintero indica que aunque los recortes son excesivos, la UPR tiene que trabajar para hacer los cambios que la institución necesita

💬Ver 0 comentarios