Hernán Padilla

Tribuna Invitada

Por Hernán Padilla
💬 0

Ayuda financiera e igualdad ya

En vista de las críticas por la tardía e ineficiente respuesta del gobierno federal ante la crisis en Puerto Rico, el presidente Donald Trump se defendió diciendo que “él y su administración han hecho un trabajo extraordinario, grado A+”.

A pesar de que la isla continúa sufriendo por falta de agua, comida, medicinas, energía, gasolina, telecomunicaciones, transportación, seguridad, servicios médicos, equipo especializado y fondos que solamente puede proveer el gobierno federal, sus expresiones en la Base Muñiz fueron una ronda de auto-felicitaciones egocéntricas y elogiar a su administración.

Aunque Trump aprobó la declaración de desastre el 21 de septiembre, no fue hasta el lunes 25 que la Agencia Federal para el Manejo de Desastres (FEMA, por sus siglas en ingés) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) visitaron la isla para evaluar la situación. La administración Trump no planificó para el desastre e ignoró los informes del “Weather Bureau” para prepararse para un huracán categoría 5.

Trump culpó a Puerto Rico porque tenía una infraestructura muy vieja y una deuda enorme. La secretaria de DHS llegó a decir que la situación estaba bajo control y que “Puerto Rico era una historia de buenas noticias”.

Trump enmendó la declaración de desastre, eximió a Puerto Rico del pago de pareo para los fondos de FEMA y también emitió una orden temporera de 10 días para eximir de la Ley de Cabotaje. La designación del teniente general Jeffrey Buchanan para dirigir los complementos militares tardó 9 días. Buchanan reconoció que el Departamento de Defensa no había enviado suficientes tropas ni equipo.

Cuando se intensificaron las críticas por la ineficiencia y el reclamo de más ayuda federal, Trump atacó diciendo que “ellos quieren que se les haga todo, cuando hay empleados federales realizando un trabajo “fantástico e increíble”.

El general Russel Honoré, quien estuvo a cargo de las operaciones militares “después” de Katrina” señaló que “la tardanza en enviar tropas militares a Puerto Rico era una de las causas principales de la crisis post huracán”. Honoré dijo que “los militares debieron estar en Puerto Rico desde antes del huracán y enfatizó que “Trump aún no ha solicitado un paquete de ayuda crítica”.

El extremo de la insensibilidad de Trump resalta cuando dijo que “la isla tendrá que trabajar su reconstrucción en conjunto con la deuda pública”; y que, “el gobierno de Puerto Rico tendrá que determinar cómo se financiará y organizará este esfuerzo de reconstrucción”. Contrario a esa lógica, sin consultar con Casa Blanca y sin mencionar un plan específico, se despidió diciendo que “tendremos que liquidar la deuda pública de Puerto Rico”.

El presidente tiene el poder, la autoridad y los recursos para rescatar a Puerto Rico de la crisis, reconstruir la infraestructura y lograr el desarrollo económico. Ojalá lo haga por el biende la isla y se evite una fuga poblacional masiva.

Rosselló ha pedido que Puerto Rico sea tratado igual que a los estados, que somos ciudadanos americanos y que sean flexibles con un paquete de ayuda financiera. El gobernador le explicó a Trump que “se requiere asistencia financiera urgente para darle liquidez al gobierno porque no tendrá recursos para pagar los gastos operacionales y empleados del gobierno y que se requieren unos $95,000 millones para la reconstrucción de Puerto Rico.

Aunque la visita de Trump fue un “show publicitario” y muchas de sus expresiones fueron huecas e insultantes, confiamos lo haya ilustrado sobre el impacto del desastre y la crisis económica que consume a la isla. Urge que someta un “paquete de ayuda financiera” para rescatar a los damnificados, estabilizar y reconstruir a Puerto Rico, y promover los proyectos críticos para un desarrollo económico. De lo contrario, millones abandonarán la isla.

Como ciudadanos americanos, reclamamos los derechos constitucionales de libertad de expresión para reclamar un trato justo. Protestaremos enérgicamente si Trump y el Congreso no responden para rescatar a Puerto Rico. Reafirmo que no se puede esperar más para resolver el estatus y reclamar la igualdad, derechos, poderes políticos, oportunidades y progreso que disfrutan nuestros conciudadanos a nivel nacional.

Otras columnas de Hernán Padilla

jueves, 13 de septiembre de 2018

Estímulo para la niñez boricua

El doctor Hernán Padilla destaca la importancia de que más familias con niños en la isla puedan recibir el Child Tax Credit (CTC) para mejorar su calidad de vida y, a la vez, incentivar la economía del país

lunes, 30 de julio de 2018

Verdades contra mentiras sobre el estatus

El doctor Hernán Padilla expresa que la misión de los luchadores de la igualdad es lograr que Puerto Rico advenga a ser estado para adquirir la plenitud de derechos

💬Ver 0 comentarios