Kenneth McClintock

Punto de vista

Por Kenneth McClintock
💬 0

“Bad timing” de la Junta de Supervisión Fiscal

El esfuerzo de la Junta de Supervisión Fiscal de recortar la nómina y el presupuesto de la Comisión Estatal de Elecciones se da en un mal momento para la Comisión y para la democracia puertorriqueña.

En este momento histórico, a 47 días de las primarias presidenciales demócratas del 29 de marzo, a menos de cuatro meses de las primarias locales, y a menos de nueve meses de votarse cuatro papeletas en las elecciones generales, no es hora de realizar cambios en procesos electorales que ya están corriendo. Por eso es que la mayoría de los cambios necesarios que propone el proyecto de reforma electoral que ha propuesto el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz se implantarían para las elecciones del 2024 y 2028.

De igual forma, los cambios que proponga la Junta de Supervisión Fiscal en el próximo año fiscal deben ser de aplicación del 1 de abril del 2021 en adelante, después de concluido el proceso electoral y de disponer de un trimestre, de enero a marzo, para empezar a ejecutar los cambios, concluidos todos los trabajos relacionados con las elecciones. Como el único puertorriqueño que ha co-presidido dos comités de transición gubernamental consecutivos, mi consejo no procurado es que los cambios que se vayan a proponer en la Comisión no se hagan en el período de mayor ejecución de servicios del cuatrienio ni los 90 días subsiguientes.

La comparación de los gastos electorales de la CEE con los de otros estados que usa la Junta de Supervisión Fiscal para justificar sus reclamos es totalmente inválida. Primero, no hay un estado en que la tasa de participación de electores residentes inscritos alcance el promedio real de 80% en Puerto Rico. Segundo, no hay estado que administre comicios a nivel estatal como Puerto Rico, donde no hay condados ni “county clerks”.

Sin embargo, hay gestiones de eficiencia y ahorro que la Comisión debió haber realizado hace tiempo sin esperar por la Junta y puede ejecutar este año. Se cae de la mata que hagan disponible su enorme edificio multipisos de estacionamiento durante los eventos en días y horarios no laborables que se realizan en el Choliseo. Esa gestión, como mínimo, puede generar $150 mil de ingresos, equivalente al costo de nómina de 6 personas, el 1% de los empleados de la Comisión. El parking de la Comisión es el más grande, más cercano y el único bajo techo al lado del Choliseo y debe contratarse su uso a más tardar el 1 de julio, dentro de poco más de cuatro meses.  

A mediano plazo, hay que identificar cambios a hacerse por ley para generar otros ahorros para la CEE. Por ejemplo, la digitalización total de las peticiones de endoso de partidos y candidatos puede generar ahorros enormes. La ampliación de servicios gubernamentales, ya comenzados, en las Juntas de Inscripción Permanente también puede generar ingresos para la CEE.

La iniciativa de la Junta de Supervisión Fiscal debe ser bienvenida, pero el “timing” no es el apropiado.

Otras columnas de Kenneth McClintock

lunes, 3 de febrero de 2020

El poder simbólico de Iowa

Kenneth McClintock comenta sobre el proceso de selección de los delegados que formarán parte de las convenciones de los partidos nacionales que renominarán a Donald Trump como candidato presidencial republicano

viernes, 31 de enero de 2020

La guillotina de las peticiones

Se debe legislar para liberar a los candidatos del engorroso sistema de peticiones de endoso que ha sido casi igual desde hace décadas, dice Kenneth D. McClintock

💬Ver 0 comentarios