Ibrahim Pérez

Tribuna Invitada

Por Ibrahim Pérez
💬 0

Batalla decisiva para la salud

La batalla decisiva por la redefinición del sistema de salud estadounidense comienza en el Congreso este primer mes de 2019. Será un choque frontal entre los que favorecen la plena participación gubernamental a través de un sistema universal, los demócratas, contra los que claman por una mínima intromisión gubernamental, los republicanos.

La segmentada estructura público-privada del sistema de salud hoy vigente en EE.UU. comenzó en la década de 1940, con la legislación de su primera pieza importante: el seguro patronal privado libre de impuestos para los trabajadores. Subsiguientemente, se han añadido importantes programas gubernamentales: Medicare para mayores e impedidos, Medicaid para pobres, y CHIP para la niñez. Aunque ya está cubierta 91% de la población, quedan aún desprovistos sobre 30 millones de habitantes.

Estados Unidos se mantuvo entre los diez países con más alta expectativa del mundo hasta 1950. Al entregar la salud a las aseguradoras con fines de lucro y tornarla en un negocio, abandonó el norte salubrista que entonces progresivamente guiaba a los países europeos hacia un sistema universal de salud. Estados Unidos no figura hoy entre los países más saludables del mundo, aun cuando gasta en salud dos y media veces más que el promedio de los 30 países más civilizados. Y aunque tenga la medicina curativa más avanzada del planeta.

Su estancamiento ha sido perpetuado por las contradictorias visiones internas sobre salud entre republicanos y demócratas. Es prácticamente imposible crear un sistema de salud universal privado, como pretenden los republicanos. Los pobres quedarían fuera, no podrían financiarlo. El mejor testimonio: durante los ocho años en que los republicanos intentaron revocar tantas veces a Obamacare, jamás pudieron presentar al electorado una alternativa privada comparable a un costo módico.

La adopción de un sistema universal en EE.UU. está cifrada en las alternativas presentadas por los demócratas, encabezadas por un nuevo programa gubernamental conocido como “Medicare para todos”, el cual desvinculará el sistema de salud del fin lucrativo de las aseguradoras que tanto ha encarecido el acceso al cuidado médico estadounidense. Recordemos que las aseguradoras privadas jamás harán nada que pueda poner a riesgo sus jugosas ganancias. Y que, a pesar de sus imperfecciones, el gobierno es el único que puede garantizar a todos los ciudadanos una cubierta universal de costo asequible que responda a las necesidades de sus beneficiarios, como ha logrado con el Medicare para mayores de 65 años desde 1965.

La lucha congresional por la salud se reanuda ante un electorado lleno de esperanzas tras apoyar exitosa y masivamente las propuestas de salud demócratas en las recientes elecciones de medio término, tras pasar factura a la improductividad republicana y elegir 40 nuevos representantes demócratas para facilitar la aprobación de un sistema universal de salud. Sin embargo, todo dependerá de la actitud de los senadores republicanos ante el nuevo panorama político dividido. Los republicanos tendrán que reevaluar cuidadosamente sus opciones: si aportan y facilitan la ruta hacia un sistema universal de salud o si persisten en seguir obstruyendo el acceso a la salud de los más vulnerables.

Un juez federal declaró inconstitucional a Obamacare en diciembre 2018. Si los tribunales apelativos confirmaran esa inesperada decisión, ello podría tener el también inesperado efecto de acrecentar el reclamo popular por un sistema universal de salud y de hasta acelerar su aprobación congresional. Facilitaría la implantación de un modelo de salud que funcione para todos, y que subsane las adversas consecuencias judiciales sobre Obamacare y su mutilación operacional por la administración Trump.

¿Y dónde quedaría Puerto Rico? Como siempre, a la merced de la participación que los congresistas nos quieran conceder.

Otras columnas de Ibrahim Pérez

lunes, 8 de julio de 2019

Apagada la fecundidad puertorriqueña

El doctor Ibrahim Pérez destaca que Puerto Rico tiene la quinta tasa más baja de fecundidad en el planeta y expone la necesidad de fomentar la procreación en la población.

martes, 18 de junio de 2019

Obstetricia en vías de extinción

Ibrahim Pérez presenta los desafíos médicos y hospitalarios causados por la baja natalidad en Puerto Rico

lunes, 13 de mayo de 2019

La salud prometida

El doctor Ibrahim Pérez expone que el plan de salud gubernamental no puede seguir gastando lo que no tiene para repartir tarjetas vacías de salud.

martes, 23 de abril de 2019

El precio de los medicamentos

El doctor Ibrahim Pérez expresa preocupación por la falta de solución al alto precio de las medicinas

💬Ver 0 comentarios