Benjamín Torres Gotay

LAS COSAS POR SU NOMBRE

Por Benjamín Torres Gotay
💬 0

Batalla por el alma del PPD

La primaria en el Partido Popular Democrático (PPD) va a servir, si no para nada más, al menos para zanjar de una vez y por todas una interrogante que lleva algunos años, no muchos, comiéndole el cerebro a personas con algún interés en la política puertorriqueña, pero que a veces tienen problemas para ver las realidades más evidentes de la vida: ¿es el PPD un partido conservador o liberal?  

En este momento, dice La Encuesta de El Nuevo Día, va ganando la primera alternativa, la del partido conservador. Con el 39% de los miembros de ese partido decantándose por el senador Eduardo Bhatia, quien, con todos los méritos que pueda tener, empuña como filosofía de gobierno mantener el país más o menos en los carriles en que se han conducido siempre, el statu quo va ganando.

La alcaldesa Carmen Yulín Cruz, cuyo discurso a menudo parece más de afuera que de adentro del PPD, está en el mismo 28% que tenía en La Encuesta de marzo. Esto hace suponer que hasta ahí llegó la cantidad real de populares dispuestos a considerar las ideas de la alcaldesa, a las cuales se les puede identificar con una izquierda populista que hace muchos años estaba más o menos cómoda en el PPD, pero que hace tiempo anda buscando otras casas.

Por supuesto que esto no es sorpresa para muchísima gente. Lo que pasa es que, por algún tiempo, gente del ala más liberal del PPD decía que la cúpula se aferraba al pasado, mientras que la base estaba abierta a nuevas vías. Los contornos que alumbró La Encuesta de El Nuevo Día ya nos permiten atisbar por dónde es que de verdad va la cosa. 

Los otros candidatos, que cubren todas las tendencias en el PPD, no son, de momento, factor en la contienda, salvo que alguno, en algún momento, se una a uno u otro y ahonde o acorte ciertas distancias. 

Lo de “conservador” y “liberal”, obviamente, no es el único criterio que se puede señalar para explicar el apoyo que pueden tener el uno o el otro y las definiciones tampoco son en blanco y negro. Hay quien puede considerar a Bhatia un personaje disruptivo por, por ejemplo, haber abierto por primera vez la puerta a la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) o al establecimiento de escuelas chárter cuando era presidente del Senado. Y habrá quien diga que Cruz es conservadora por querer mantener la AEE como existe desde los años 40.

También puede pesar el hecho de lo que piense cada cual del desempeño de Bhatia como senador y de Cruz como alcaldesa, renglón este, de paso, en el que la ejecutiva municipal, obtiene, en la misma encuesta, calificaciones muy deficientes. 

Pero, al final del día, la característica principal de Bhatia es, contrario a la de Cruz, la de alguien que no viene con intenciones de sacudir demasiado el palo, sino a hacer las cosas más o menos como se han hecho siempre, aunque prometiendo hacerlas mejor y cuya figura no resulta amenazante para demasiada gente. Cruz, en cambio, dice que viene a confrontar y a sacudir con acciones que, al menos en el aspecto retórico, ponen nervioso a más uno en el llamado “establishment”. 

Pocos aspectos ilustran mejor la diferencia que el tema del status. No es el tema favorito de Bhatia, quien al parecer estaría contento con algunas clarificaciones sobre la naturaleza del ELA. El discurso de Cruz, en cambio, a menudo es muy difícil de distinguirlo del de los independentistas (aunque hay importantes diferencias).

Ahí, pues, entre muchos otros aspectos, está tirada la raya en la arena. Está casada la batalla por el alma del PPD. Lo que pasa es que el viejo partido, por lo visto, no está ya para esos sobresaltos. El que se sorprenda, francamente, es porque quiere.

Otras columnas de Benjamín Torres Gotay

domingo, 5 de abril de 2020

Una lección del COVID-19

Si el coronavirus nos enseña la importancia de un sistema de salud pública, no todo habrá sido pérdida

jueves, 26 de marzo de 2020

A la guerra contra el coronavirus, pero sin generales

No podemos seguir, como en los países totalitarios que tanto criticamos, encargándole los asuntos más vitales de la nación a gente con mucha fidelidad al partido, pero muy poca al país, dice Benjamín Torres Gotay

sábado, 21 de marzo de 2020

Coronavirus: la mortal parálisis

Quizás algún día sabremos cuánto nos costó la parálisis de las autoridades durante las primeras semanas de la crisis del coronavirus

💬Ver 0 comentarios