Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Beltrán no fue escogido, pero fue un ganador

Carlos Beltrán no fue electo para dirigir a los Yankees de Nueva York en la venidera temporada del 2018, pero, a mi juicio, nadie puede negar que tuvo en sus manos una grata oportunidad de ‘win-win’ a semanas de haber anunciado su retiro como pelotero de las Grandes Ligas, tras jugar 20 años en el circo grande.

Beltrán es un caso único de jugadores, que una vez se retiran, de inmediato tienen una oportunidad real de ser mánager en las Mayores.

Cierto es también que la oportunidad de ser entrevistado y considerado para dirigir a la tradicional franquicia niuyorquina tomó por sorpresa al exjardinero boricua, quien tras anunciar su retiro había dicho que planificaba dedicarle tiempo a su familia.

Pero, ‘el tren’ asomo su chimenea humeante y el veterano exjugador sabía que no podía dejar pasar ‘ese primer lanzamiento’, y aunque un tanto arriesgado, decidió darse la oportunidad de ser entrevistado por la alta gerencia de los Yankees, que tenían seis candidatos en su agenda para dirigir el equipo.

Finalmente, se dio a conocer que el exjugador del cuadro, Aaron Boone, quien participó en 54 partidos de temporada regular con los Yankees de Nueva York en la temporada del 2003, fue el escogido.

Boone, quien se retiró en el 2009, nunca, (así como Beltrán), ha dirigido en la pelota organizada. Desde el año de su retiro hasta el presente se destacó como analista del béisbol de Grandes Ligas de primer nivel para ESPN. Su visión del juego como analista televisivo sin duda le abrió los ojos a la gerencia de los Yankees, para considerarlo como serio candidato tras el despido de Joe Girardi.

Para la historia, siete dirigentes novatos con los Yankees de Nueva York pasaron a los playoffs en esa primera oportunidad y cuatro de ellos, ganaron la Serie Mundial, Joe Torre (1996), Ralph Houk (1961), Casey Stengel (1949) y Bucky Harris (1947).

En el mismo bote televisivo de Boone estuvo montado el boricua Alex Cora, quien fue nombrado meses atrás dirigente de los Medias Rojas de Boston.

Cora, quien años atrás dirigió a los Criollos de Caguas en la pelota invernal local, también se destacó por algunas temporadas como analista de béisbol de Grandes Ligas de primer orden en ESPN, lo que le ganó credibilidad como visionario del juego.

Vemos pues, que Beltrán, sin haber dirigido a nivel profesional y sin haber hecho carrera como analista de béisbol de ESPN, se consiguió una oportunidad para ser entrevistado, nada más y nada menos, que con uno de los equipos elites de MLB.

Eso de por sí es una situación ganadora. Y sin duda que Beltrán no podía dejar pasar esa oportunidad.

Aquí en Puerto Rico, la fanaticada local, ya había tomado posturas en torno a la capacidad de Beltrán para dirigir en las Grandes Ligas, tras sus dos décadas en las Mayores. El tema en general era si tenía o no la experiencia para dirigir ‘arriba’.

Algunos fanáticos apuntaban que sus 20 campañas en las Mayores bien le podían  dar ese conocimiento, además de que jugó para los propios Yankees desde el 2014 al 2016 y que conoce el mercado de Nueva York, ya que también vio acción con los Mets desde el 2005 al 2011.

Otros eran de opinión de que Beltrán no debería aceptar la oportunidad arriesgada de dirigir en Grandes Ligas, sin antes haberlo hecho en las Ligas Menores, en donde ganaría experiencia.

Como verán, dos puntos de vista interesantes.

Ciertamente no es usual en las Mayores que en el mismo momento de su retiro, un jugador reciba una oportunidad para ser entrevistado para el puesto de dirigente.

También es cierto que 20 años de carrera tampoco aseguran que un jugador pueda tener éxito como dirigente. Sobran para contar los casos de dirigentes que nunca tomaron café en las Mayores o de jugadores de poco rendimiento en las Grandes Ligas, que luego fueron grandes estrategas del juego.

El caso de Beltrán es raro, y en cierta medida, un tanto parecido a lo que vivieron Joe Torre (receptor y exjugador del cuadro), Frank Robinson (exjardinero) y Don Kessinger, (excampocorto), que fueron dirigentes-jugadores en su último año como peloteros activos en Grandes Ligas, y luego fueron nombrados dirigentes en propiedad de la novena.

Torre, quien se retiró a los 37 años y jugó 17 temporadas, fue dirigente-jugador con los Mets en 1977 y ya para el 1978 fue mentor en propiedad del equipo hasta el 1981.

Robinson fue jugador dirigente de los Indios de Cleveland, en las temporadas del 1975-76, cuando se retiró como jugador activo, y dirigió en 1977.

Mientras, Kessinger, fue dirigente-jugador de los Medias Blancas de Chicago en la temporada del 1979, su última campaña como jugador activo. No volvió a dirigir en su carrera.

No hay dudas, a Beltrán ‘el tren’ le llegó tal vez en un momento inesperado, él mismo lo ha reconocido, ya que esperaba que esa oportunidad se le brindara más tarde y no a semanas de anunciar su retiro.

Y se tomó el riesgo de decirle que sí a la entrevista. No se le dio en esta ocasión, como tampoco se le dio a Cora en dos ocasiones anteriores, antes de ser nombrado por Boston. Le toca ahora a Beltrán, si en efecto aspira a dirigir en las Grandes Ligas, desarrollarse como un buen estratega, algo que deberá hacer en la marcha, y que tal comenzar por dirigir o ser parte del cuerpo técnico de algunos de los equipos de la pelota invernal en Puerto Rico, cuya temporada inicia el 6 de enero del 2018. Sería otra situación de ‘win-win’,…ganaría Beltrán y ganaría el País.

Otras columnas de Raymond Pérez

sábado, 13 de enero de 2018

Carlos Correa fue una inversión segura

Un dato que debe hacer a los Astros de Houston apreciar más el valor del siore Carlos Correa es que con 361 partidos en las Grandes Ligas ha rendido con creces la inversión que hizo el equipo al firmarlo con un bono de de $4.8 millones tras elegirlo en el primer turno del sorteo de jugadores de nuevo ingreso de 2012.

sábado, 6 de enero de 2018

Pelotero limón

Hay carros que uno los compra de paquete y a los meses se da cuenta que tomó una de las malas decisiones de la vida: pagó por un ‘limón’

sábado, 30 de diciembre de 2017

Buen augurio para el atletismo puertorriqueño en el 2018

Un total de 10 atletas boricuas terminaron entre los mejores 100 del mundo por sus tiempos o marcas a lo largo del año que se apresta a concluir, según información ofrecida por el veterano estadístico y analista de la disciplina de pista y campo, Pedro Aníbal Díaz.

sábado, 23 de diciembre de 2017

El 2018 será de las féminas en el deporte puertorriqueño

Y los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, a celebrarse desde el 19 de julio al 3 de agosto del año entrante, serán el primer espejo grande en donde Puerto Rico podrá apreciar el talento, orgullo patrio, habilidad y entrega de nuestras atletas.

💬Ver 0 comentarios