Aníbal Acevedo Vilá

Tribuna Invitada

Por Aníbal Acevedo Vilá
💬 0

Bernie, la primaria demócrata y el futuro de Puerto Rico

Nunca antes una primaria presidencial había tenido tanta relevancia para el futuro inmediato de Puerto Rico.  Pero los pueblos como a los individuos, cuando se les amenaza, se les atropella y se atenta contra su dignidad, tienen que usar todas las herramientas a su alcance para defenderse y darse a respetar.  Estoy convencido de que la primaria demócrata presidencial de este domingo y la presencia del senador Bernie Sanders en esa papeleta es una gran oportunidad para defendernos. 

Líder no es aquél o aquella que mira hacia donde sopla el viento y se mueve en esa dirección.  El verdadero liderato se manifiesta cuando se tiene visión, se marca el camino y se convence a los ciudadanos de seguir ese camino.  Eso es lo que ha hecho Bernie Sanders en Estados Unidos y es lo que nos está demostrando que se puede hacer en Puerto Rico. 

Cuando Bernie Sanders vino a Puerto Rico hace poco más de dos semanas, había dos pensamientos prevalecientes: que nadie iba a poder detener la aprobación proyecto de ley que crea la junta federal de control fiscal y que la mayoría de las personas en Puerto Rico estaba a favor de esa junta.  Sin embargo, para Bernie Sanders esa percepción no era lo importante, sino colocarse en el lado correcto expresándose claramente en contra de la junta por considerarla un ejercicio anti-democrático al que hay que oponerse.  Y con una entereza que no ha tenido nunca ningún aspirante a la presidencia de estadounidense dijo con firmeza que “Estados Unidos tiene que dejar de tratar a Puerto Rico como una colonia”. 

Y de repente, la percepción generalizada de aceptación hacia la junta comenzó a cambiar y a las voces que llevamos meses clamando en contra se han estado uniendo otras, pero lo más importante es que la gente empezó a escuchar y a preguntar sobre esa junta y sus consecuencias para todos los puertorriqueños.

En cuanto a Puerto Rico, desde el año pasado, el senador Bernie Sanders y la senadora Elizabeth Warren levantaron su voz contundentemente en las vistas públicas que llevó a cabo la Comisión de Finanzas del Senado federal reclamando acción a la administración Obama y pidiéndole que cesara de estar diciendo que cualquier solución al problema fiscal de Puerto Rico estaba en manos del Congreso.

De hecho, las posiciones de Bernie Sanders sobre Puerto Rico no se limitan a oponerse a la junta de control fiscal, sino que esta semana ya ha anticipado que va a estar presentando legislación abarcadora en el Senado federal para precisar los poderes que tiene la Rama Ejecutiva federal para tomar acciones en relación a nuestra crisis sin necesidad de aprobación congresional.  Además, ha dicho que va a proponer un mecanismo nuevo para refinanciar nuestros bonos chatarra sin que el pueblo pague las consecuencias.

           

Y sobre la excarcelación de Oscar López Rivera, sobre lo cual la mayoría de los puertorriqueños estamos a favor, pero que en Estados Unidos sigue siendo objeto de demagogia, miedos absurdos y prejuicios, Bernie Sanders ya es el líder de mayor jerarquía en Washington que ha reclamado su libertad sin titubeos.

Muchas personas piensan que las primarias presidenciales demócratas de este domingo son un embeleco sin consecuencias para la isla, pero la realidad es que ante la amenaza que nos viene del norte, no aprovechar ese evento para hacernos sentir, puede ser una oportunidad perdida.  Los que vivimos no son tiempos típicos y esta primaria tampoco lo es, por eso no podemos responder típicamente.  Más allá de la contienda presidencial, cada voto a favor de Bernie Sanders contará también como un voto en contra de esa junta colonial, como un voto a favor de la libertad de Oscar López Rivera y fortalecerá a Bernie Sanders para que junto a otros como Luis Gutiérrez y Bob Menéndez sean voces de dignidad puertorriqueña que retumben en la capital federal.  

Otras columnas de Aníbal Acevedo Vilá

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Trump y el futuro de los Estados Unidos

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá expone que percibe el resultado general de las elecciones de medio término en los EE.UU. como otro síntoma del desplome de esa nación como imperio líder de la moral y la democracia

lunes, 24 de septiembre de 2018

Triple rechazo: Trump, Rosselló y estadidad

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá señala que la bofetada pública más reciente a la agenda estadista se la ha dado el propio presidente Trump

💬Ver 0 comentarios