Gerardo A. Carlo-Altieri

Tribuna Invitada

Por Gerardo A. Carlo-Altieri
💬 0

Bernstein y la Promesa de la isla

Al cumplirse los cien años del nacimiento del compositor Leonard Bernstein, la prensa internacional se llena de veneración por el compositor de la opereta emblemática norteamericana titulada “West Side Story”.

The New York Times dominical dedicó su portada al “músico americano del siglo”, mencionando que Bernstein se inspiró en el “carácter puertorriqueño”, para inmortalizar el romance de Tony y María y la música de América con maracas y pitos de policía (J. Barone).

La historia de amor en las aceras de Nueva York no es nueva y, Zeffirelli también creó su versión espectacular en los balcones de Verona basada en el “Romeo and Juliet” de Shakespeare.

Puerto Rico trata de ignorar el tributo musical de Bernstein al carácter puertorriqueño y tampoco se reconoce en tierra firme la importancia del trasplante de cultura y música boricua en el desarrollo de la psiquis metropolitana.

Según Gia Kourlas, “West Side” ha generado obras geniales por Michael Jackson (“Bad”), Madona y el reciente “Tilted”, sobre la morfología sexual (macho - hembra) que Kourlas dice ser parte del ser humano.

El “Puertorican character” que inspiró al maestro, parece haber inspirado también una sinfonía de jurisprudencia bajo Promesa, aunque de carácter diacrónico.

Así vemos que, en las últimas semanas, el tribunal de Promesa desestimó dos litigios contra la Junta de Supervisión de Puerto Rico radicadas por el gobierno; archivó la demanda de bonistas de Retiro reclamando que la Junta autorizó ilegalmente el uso de fondos garantizando sus bonos; pero también tiene paralizado, por el momento, el descubrimiento de prueba contra bancos, casas de inversión y asesores buscando responsabilizarlos por emisiones de bonos de legalidad dudosa.

Para completar el panorama anterior, Kobre & Kim LLC (K&K), la empresa nombrada por la Junta para hacer la “investigación independiente” de la deuda, acaba de emitir su informe de 605 páginas sobre las causas del endeudamiento de Puerto Rico.

En su informe, K&K mayormente encuentra fallas endógenas (negligencia de los administradores locales), a la vez que subestima y exculpa factores exógenos (conducta negligente de las casas de inversiones, bancos, reguladores de mercados y agencias acreditadoras).

K&K se basa en más de cien entrevistas voluntarias sin juramentar. Concluye que la crisis se debe en gran parte a que los gobernantes locales no crearon nuevos modelos económicos de largo término al finalizar las exenciones contributivas en 2006.

En vez, los políticos criollos implantaron soluciones a “corto plazo” para financiar déficits endémicos (“Swaps” para generar préstamos, garantía de bonos con contribuciones sobre ventas y garantía de bonos de Retiro), creando así una adicción mortal al crédito.

La falta de regulación de los mercados, por parte de oficiales de gobierno (locales yfederales) y la responsabilidad de los acreedores por su conducta imprudente (falta de “due-diligence”) no parece preocupar tanto al investigador como la reducción demográfica, la falta de transparencia, la inexistencia de estados financieros y la desaparición de los fondos de Retiro.

Según K&K, las agencias de crédito fueron meras víctimas de la incompetencia de los políticos nativos y de un Banco de Fomento que operaba simultáneamente como agente fiscal y prestamista, que se excedió en la otorgación de créditos y que entorpeció los aumentos tarifarios para las agencias.

K&K también menciona que las posibles acciones de recobro contra los bancos, firmas de inversiones, abogados y asesores con conflictos aparentes y que se beneficiaron de las emisiones de deuda, pueden estar exentas o prescritas.

El Reporte de K&K tiene buenas recomendaciones, pero a la vez podrá utilizarse como defensa por algunos malos actores en la emisión de bonos y para suprimir el descubrimiento de evidencia pendiente por más de un año, radicado por el Comité de Acreedores no Asegurados (UCC).

El enamoramiento del ex miembro de los Jets (Tony) con la boricua María en las aceras del “West Side” resultó difícil y, tampoco será fácil coreografiar el rompecabezas jurídico que constituye los cinco casos de reajuste de deudas pendientes bajo Promesa.

Se necesitará de oficiales, representantes legales y jueces con sensibilidad y capaces de entender las idiosincrasias de los Montesco (norteños) y los Capuleto (boricuas).

Otras columnas de Gerardo A. Carlo-Altieri

lunes, 13 de agosto de 2018

Poderes compartidos bajo Promesa

El exjuez Gerardo A. Carlo-Altieri indica que el Tribunal de Promesa ha expresado que ni el gobierno, la Legislatura ni Junta tienen “todas las cartas en sus manos”

lunes, 6 de agosto de 2018

¿Quién pagará el “lunch” en la AEE?

El exjuez Gerardo A. Carlo Altieri expresa que cualquier acuerdo consensual envía un mensaje de cordura a los mercados de crédito y al Congreso, cuyo liderato ha expresado su frustración por la cantidad de litigios creados por Promesa, la falta de negociación y por la politización de la AEE

miércoles, 25 de julio de 2018

El Congreso, la AEE y la mesada

El exjuez Gerardo A. Carlo Altieri presenta el interrogante de si la insistencia de Rob Bishop y la Junta en privatizar la AEE tiene conexión con la nción de derogar la Ley 80 y el Bono de Navidad

💬Ver 0 comentarios