José Morales Benítez

Tribuna Invitada

Por José Morales Benítez
💬 0

Brecha digital, desinformación y democracia en riesgo

El acceso a la información es un elemento esencial para hacer efectivo el derecho a la libre expresión. No se puede hablar de verdadera libertad de expresión cuando no existen los recursos para que el ejercicio de expresarse se realice de manera informada. Dado que la expresión es fundamental en la democracia, queda claro que una sociedad que no promueva el acceso de sus ciudadanos a las fuentes de información no puede considerarse realmente democrática.

En la actualidad, los medios digitales tienen un papel imprescindible en el proceso de transmisión de información. La tecnología digital no solo permite a los usuarios acceder a multiplicidad de recursos de información, sino que brinda a éstos la capacidad de ser a su vez generadores de contenido. El carácter global de los medios de comunicación digital maximiza el potencial de alcance que tienen estas expresiones generadas por individuos.

La desigualdad existente entre distintos sectores demográficos respecto a la posibilidad de valerse de recursos digitales de información representa un problema social significativo, dado que atenta contra la posibilidad que tienen las personas de ser partícipes en los procesos que determinan el desarrollo de un país. Al abordar el tema de esta desigualdad, se utiliza a menudo el término brecha digital. Este concepto alude tanto a las diferencias que se dan entre diversos sectores poblacionales en cuanto al acceso a recursos tecnológicos digitales, así como a la disparidad respecto a quiénes tienen los conocimientos necesarios para la utilización efectiva de dichos recursos. Por lo tanto, vemos que cuando se habla de brecha digital se hace alusión a desigualdades tanto materiales como educativas.

Para lograr una sociedad verdaderamente democrática, caracterizada por la inclusión y la participación, se hace necesario atacar este problema. Debe ser prioridad crear una sociedad en la cual los ciudadanos sienten que tienen los conocimientos y los medios necesarios para participar activamente. Como nos encontramos en plena era digital, lograr esto implica fomentar la alfabetización digital, entiéndase por esto las habilidades necesarias para valerse de los recursos digitales, tanto para acceder y analizar información, como para generar y difundir contenido nuevo. 

Al reducir la brecha digital y promover la alfabetización respecto al uso de recursos digitales, adelantamos el desarrollo de una sociedad en la cual más personas sienten que tienen la posibilidad de participar y hacerse escuchar. El sentir que se puede tener un efecto sobre el curso que asume el país respecto a diversos asuntos hace que las personas se vean a sí mismas como individuos que tienen un rol y una responsabilidad social. Se fomenta de esta manera el empoderamiento de individuos y comunidades. Promoviendo el acceso a recursos de información digital, no solo se incrementa el nivel de participación ciudadana, sino que también se contribuye a que esta participación sea más informada. El crear un ambiente de participación amplia y multisectorial, y a la vez informada, es requisito indispensable para asegurar una sociedad caracterizada por un funcionamiento democrático de calidad.

💬Ver 0 comentarios